Rateros se llevaron la amplificación de la 'Casa de Dios' - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

sábado, 5 de marzo de 2022

Rateros se llevaron la amplificación de la 'Casa de Dios'

A juzgar por la manera como robaron  la consola con el resto del equipo de  sonido de la iglesia católica del corregimiento de Los Corrales, Purísima, los delincuentes no tienen el más mínimo respeto por las cosas de Dios ni son creyentes de la palabra de Cristo.


Desprendiendo una lámina del techo ingresaron a la iglesia y sustrajeron los aparatos del sonido (micrófonos, consola y bafles). Estos, los había gestionado el nuevo padre de la Parroquia de Purísima de la Concepción cuya sede principal está en la cabecera del municipio. 


El sacerdote Andrés Díaz Hernández, desde que llegó como líder espiritual de la iglesia católica en Purísima, se percató de las necesidades de la iglesia en construcción de su pueblo natal, Los Corrales, y por eso donó el equipo de sonido para poder celebrar la misa y poder dirigirse con más nitidez a los católicos que, domingo a domingo, se congregan.


Todo indica que los ladrones ingresaron al templo en horas de la madrugada del primer viernes de cuaresma y se llevaron la amplificación de sonido que había sido adquirida hace menos de un mes.


Las personas que se encargan del aseo diario del lugar se percataron de la anomalía en el techo, de inmediato dieron aviso a los vecinos y luego informaron al sacerdote Andrés Díaz, quien habita la casa cural en Purísima. El se dirigió al sitio y tras corroborar la situación, dio a conocer el caso a la Policía.


“Aquí no importa el valor comercial que puedan tener los aparatos que se llevaron, sino el valor que la comunidad le pone a las cosas que con tanto esfuerzo viene adquiriendo para que cada día la iglesia de Los Corrales cuente con lo necesario para celebrar misas y otros eventos católicos. Insto a quien sepa del paradero de los equipos y de quien cometió esta falta a la fe cristiana, a que se ponga en contacto con las autoridades. Ninguna necesidad humana puede justificar un robo como este, ni de otra naturaleza”, expresó el padre Andrés Díaz.


Habitantes de Los Corrales guardan la esperanza que los equipos hurtados sean devueltos o que, quien los haya comprado, diga quién se los vendió para que le caiga todo el peso de la justicia. En el pueblo se comenta sobre sospechosos.