El de los martillazos, libre y ‘sin mancha’ - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

jueves, 31 de marzo de 2022

El de los martillazos, libre y ‘sin mancha’

Con una incapacidad de 8 días a Keila Cogollo, la estudiante universitaria que recibió el jueves 24 de marzo dos martillazos por parte de su exnovio Mario Lora Otero, hijo del polémico fiscal antibacrim, Mario Lora Correa, quien mató a dos jóvenes en una riña en la que también participó el primero siendo un menor de edad en el año 2016,  la familia de la afectada teme que en este caso “tampoco las autoridades  actúen con  dureza como sí lo hace cuando los agresores son personas que no tienen influencia en la justicia”. 


El escandaloso caso de Mario Lora Jr. ocurrió en medio de una discusión en casa de la joven en Cereté luego de que él llegara a su casa a reclamarle por una supuesta plata que le tenía. Acto seguido con el objeto contundente le propínalos golpes que hoy la mantienen con dolor de cabeza, vértigo y temor de salir a la calle. Es decir, la vida de la joven cambió abruptamente.


“En la Fiscalía me informó que lleva mi caso en Montería (y ya no en Cereté), que debo conciliar obligatoriamente con mi agresor para ello se está por definir esa cita cara a cara. Entonces no se qué va a pasar después”, dijo vía telefónica la afectada.


Por ser el delito de lesiones personales conciliable, de lo que habla la joven es posible teniendo en cuenta lo laxa que fue la incapacidad que le dieron los médicos forenses en Medicina Legal. Pero consultando con juristas expertos en lo penal, se considera este caso grave si se tiene encuentra en una ampliación de denuncia que el agresor venía actuando de manera sistemática, es decir en los ocho meses de relación sentimental ella sufrió violencia sicológica.


Esto último lo corroboró Keila Cogollo a este medio, lo que indica que el delito de lesiones personales puede tener circunstancia de agravación convirtiéndose en violencia de género que va más allá de una mera lesión personal como lo sugiere la incapacidad. 

Fuente: ElMeridiano.co