¡Para la historia! Caimanes de Barranquilla se corona campeón - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

viernes, 4 de febrero de 2022

¡Para la historia! Caimanes de Barranquilla se corona campeón



El 3 de febrero de 2022 será una fecha inolvidable para el béisbol colombiano. Los Caimanes de Barranquilla derrotaron 4-1 a los locales Gigantes del Cibao y se coronaron campeones de la Serie del Caribe, este jueves en un repleto estadio Quisqueya Juan Marichal, en Santo Domingo, República Dominicana.


Sin complejos, sin temores, sin titubeos, sin frustraciones, con carácter y calidad, los reptiles mordieron el triunfo en la tierra en la que brotan muchos de los mejores peloteros del mundo y alcanzaron el anhelado trofeo por primera vez en la historia de la pelota colombiana.


Caimanes, que ya había vencido a los Gigantes y le había quitado un invicto de 15 triunfos consecutivos a los equipos dominicanos en la Serie del Caribe (eso solo era una proeza), empezó su ataque triunfal en la parte alta del segundo episodio. Mauricio Ramos despachó un doble al jardín derecho y remolcó hasta el plato a Reynaldo Rodríguez, que se encontraba en tercera base tras conectar un maderazo de dos almohadillas y salir en pisi-corre de la intermedia a la antesala por un elevado del caleño Andrés Angulo.


Dilson Herrera aumentó la pizarra con otro batazo al bosque diestro que llevó a Ramos al home. El cartagenero, que tuvo experiencia en Grandes Ligas, anotó posteriormente con un tablazo de Brayan Buelvas, nuevamente con rumbo al patrullero derecho, Moisés Sierra, quien tuvo que recoger la pelota tres veces mientras los colombianos se reportaban en la caja registradora.


La ofensiva de los reptiles respaldaba así la buena labor del lanzador abridor Elkin Alcalá, que mantenía mojada la pólvora local a punta de ponches. Propinó cinco consecutivos entre la segunda y tercera entrada.


Alcalá trabajó cinco innings y dos tercios, período en el cual realizó 82 lanzamientos, de los cuales 49 resultaron strikes. En la parte inferior del sexto capítulo, cuando ya había colgado dos outs y tenía a Richard Ureña amenazando en segunda y venía Róbinson Canó a la caja de bateo, el mánager José Mosquera felicitó al serpentinero por su maravillosa labor y le pidió la bola.


Luis Moreno entró en su lugar y Canó le pegó un rodado de hit por al jardín izquierdo que empujó la carrera de Ureña, la primera para los Gigantes del Cibao. Esa rayita se le cargó a Alcalá, que solo permitió cuatro imparables y apenas concedió una base por bolas. En total, puso a siete bateadores a abanicar la brisa.


De todas formas, los relevistas colombianos mantuvieron la pizarra a favor y la ofensiva, que había quedado en pausa por la extraordinaria gestión monticular de Raúl Valdés, que después de recibir las tres rayitas, apretó el brazo y fue dictatorial. Lanzó ocho episodios completos, empleó 113 serpentinas, de las cuales 73 fueron strikes. Permitió seis hits y cuatro carreras.


La cuarta se la anotaron cuando ya lo había sustituido Jhan Maríñez. Mauricio Ramos bateó un roletazo para doble play ante el relevista, pero Reynaldo Rodríguez alcanzó a anotar y se recuperó la ventaja de tres rayitas.


Los relevistas Moreno, Juan Díaz y Rodrigo Benoit se combinaron para redondear el triunfo de Alcalá. Benoit se anotó juego salvado.