Cordobés fue hallado sin vida lejos de su tierra; su familia no sabía nada de él - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

miércoles, 12 de enero de 2022

Cordobés fue hallado sin vida lejos de su tierra; su familia no sabía nada de él

Un hombre oriundo del municipio de Lorica encontró la muerte en la ciudad de Cartagena, lugar al que había partido hace varios años cuando salió de su tierra natal.


El hallazgo del cuerpo sin vida se dio el pasado 6 de enero, pero solo hasta este martes, sus familiares pudieron reconocer el cadáver.


Según las autoridades de la ciudad amurallada, el pasado seis de enero, personas que pasaban por el sector El Porvenir, del barrio Olaya Herrera notaron un fuerte olor putrefacto que provenía de un lote baldío, al acercarse divisaron unas sábanas, decidieron mirar que era y en ellas se encontraba el cuerpo en descomposición de una persona de sexo masculino.


Inmediatamente dieron aviso a las autoridades, quienes llegaron al lugar y realizaron las respectivas diligencias de levantamiento del cadáver, el cual presentaba heridas, al parecer ocasionadas por arma blanca.


En el informe se anotó ser habitante de calle y no poseía documentos de identidad, por tal motivo fue ingresado a la morgue como N/N, pero en las últimas horas un amigo de la víctima al ver algunas imágenes del cuerpo, se sorprendió al notar que era su "vale" quien estaba muerto, por lo que decidió contactar a los familiares del occiso en Santa Cruz de Lorica, quienes no podían creer la noticia y decidieron viajar para confirmar o negar que fuera su familiar.


Los parientes del hombre muerto se acercaron a Medicina Legal y por medio de rasgos físicos y un tatuaje pudieron establecer la identidad del hombre, el cual fue identificado como Miguel Antonio Cortes Andrades, de 41 años de edad, conocido popularmente como "El Papaya", natural del municipio de Lorica, y quien residió en el barrio Bajo Kennedy.


Según sus familiares, hace algún tiempo no sabían nada de él, lo último que alguien les contó era que estaba en condición de habitante de calle. Al parecer, Cortés Andrade fue asesinado en otro lugar y posteriormente fue llevado envuelto en sábana y tirado al lado de un arroyo en el sector antes mencionado.


Sus familiares en Lorica esperaban que su cuerpo fuera entregado este martes 11 de enero, para darle cristiana sepultura en el cementerio del barrio San Pedro, pero Medicina Legal y la Fiscalía, detuvieron el proceso de entrega ya que se deben realizar pruebas de ADN para establecer la plena identificación, así el cuerpo, será entregado en aproximadamente 30 días.