Peleó con su marido el televisor, de la rabia se prendió fuego y murió - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

miércoles, 22 de diciembre de 2021

Peleó con su marido el televisor, de la rabia se prendió fuego y murió

Antonio Guevara González, papá de la jovencita. Recuadro Maryoris Paola Guevara Orozco, menor fallecida


En las instalaciones de la Clínica Reina Catalina, de Barranquilla, se registró el deceso de Maryoris Paola Guevara Orozco, de 13 años. Según información proporcionada por la familia a las autoridades, la menor resultó quemada en todo su cuerpo, el pasado 14 de diciembre, tras discutir con su pareja sentimental, al parecer, por un programa de televisión.


Aseguran sus familiares que la menor de edad regó gasolina en su cuarto, luego le prendió fuego y fue donde resultó herida. El caso se registró en la vereda de San Cayetano en el municipio de San Juan Nepomuceno, en Bolívar.


Antonio Guevara González, padre de la menor que murió aseguró que varias personas intentaron persuadirla, pero todo fue en vano.


 “Todo pasó cuando ella estaba con el marido viendo televisión y ella quería ver un programa y él otro, entonces, ahí se formó una discusión fuerte. En ese momento, Maryoris se fue para donde estaban unas herramientas y había un galón de gasolina y se encerró en uno de los cuartos”, detalló.


Guevara también dice que todo ocurrió en cuestión de segundos y que ella tenía dos cuchillos y no dejaba que nadie se le acercara. “Ella estaba muy rabiosa dentro del cuarto y tenía dos cuchillos junto con un garrote diciendo que como alguien se le acercara lo iba a matar y nadie pudo meterse para ayudarla”, agregó.


Asimismo, sostuvo que la conflagración comenzó, cuando uno de sus hermanos intentó entrar al cuarto. “Uno de los hermanos empujó muy duro la puerta y fue cuando ella le echó fuego a su ropa y ahí mismo se prendió”.


En medio de su relato, dijo también que la lograron llevar con vida hasta el puesto de Salud de San Cayetano, donde le brindaron los primeros auxilios y la remitieron hasta Cartagena. Luego, a Barranquilla, donde finalmente murió y su cuerpo fue trasladado hasta Medicina Legal para la necropsia.


El progenitor de la menor aseguró que esta sufría de excesos de rabia y que la EPS no le brindó la ayuda correspondiente, pues la cita con el psicólogo fue programada para el 22 de enero.


Con Información de El Heraldo.