“Es una sabandija”: Duque desmiente a ‘Otoniel’ por decir en la JEP que se entregó - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

martes, 21 de diciembre de 2021

“Es una sabandija”: Duque desmiente a ‘Otoniel’ por decir en la JEP que se entregó

El presidente Iván Duque se despachó contra alias ‘Otoniel’ por decir ante la JEP que no lo capturaron, sino que se entregó para que le respetaran la vida.


Luego de preguntarle al primer mandatario su opinión frente a lo dicho por el máximo cabecilla del Clan del Golfo, Dairo Antonio Úsuga, el lunes en audiencia en la JEP; Duque no guardó palabras.


“Aquí están preguntando porque alias Otoniel dice que no lo capturaron. Lo primero que yo quiero decir es: qué va decir esa sabandija cuando ya esté en una cárcel en Estados Unidos”.


“Ese es un criminal que fue capturado, que mató policías, que secuestró gente, que lo veníamos cazando hace mucho tiempo”, respondió el jefe de Estado.


También dejó claro que alias Otoniel no puede desconocer el proceder de las Fuerzas Militares para dar con su paradero y posterior captura el pasado 23 de octubre de 2021.


“Que no venga ahora a dárselas de lucido, semejante criminal. Qué él sabe cómo lo capturaron y él sabe hasta dónde le llegó la inteligencia y le demostramos que contra el Estado no se puede”, precisó Duque.


Por si fuera poco, el mandatario de los colombianos llamó “sabandija” y “criminal” a ‘Otoniel’ y dejó más que claro que el jefe del Clan del Golfo será extraditado.


“Le queda notificado a esa sabandija y a ese criminal, que cuando se vaya al calabozo a la cárcel en Estados Unidos, que es lo que le corresponde con la extracción, haber si va a seguir diciendo lo mismo”.


La captura de alias Otoniel se dio durante la operación ‘Agamenón’ realizada por el Ejército, la Policía Nacional y la Fuerza Aérea en la vereda San Pablo, en Necoclí, en el Urabá Antioqueño.


Alias ‘Otoniel’ fue, hasta entonces, uno de los hombres más buscados en el país desde hace seis años, con por lo menos, 120 procesos judiciales abiertos, una orden de extradición a Estados Unidos y una circular roja de Interpol.


Además, por el capturado Colombia ofrecía 3 mil millones de pesos de recompensa y Estados Unidos cinco millones de dólares.