Policías estarían prohibiendo sacar cadáveres del río Cauca para no dañar sus cifras - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

viernes, 15 de octubre de 2021

Policías estarían prohibiendo sacar cadáveres del río Cauca para no dañar sus cifras



Un rescatista que se desempeña en los municipios de Marsella, Belalcázar y Chinchiná, en Risaralda y Caucas, denunció este jueves que estaría recibiendo intimidaciones por parte de miembros de la Policía de dichas poblaciones que no quieren que cumpla con la labor de sacar los cuerpos sin vida y visiblemente descuartizados que son arrojados y posteriormente arrastrados por el río Cauca.


Según le contó el trabajador a Caracol Radio en calidad de anonimato, luego de que se confirmaran por lo menos una docena de casos de cadáveres que sí pudieron ser extraídos, los uniformados comenzaron a ordenar, incluso, que, en vez de sacar a las víctimas, las empujen sin reportarlas oficialmente con el objetivo de que desaparezcan del todo o sean encontradas en poblaciones más lejanas.


Superficialmente, pareciera que las intenciones de los policías es la de evitar crear más pánico en la región, luego de que los cuerpos comenzaran a aparecer sin brazos ni cabeza, claramente para evitar que sean identificados. No obstante, el denunciante asegura que la verdadera razón tiene que ver con las cifras y mediciones que se usan para evaluar el desempeño de la fuerza pública local y que se estaría viendo afectada por la extracción de los muertos.


En palabras del socorrista y difundidas por la emisora: “Está pasando que a algunos pescadores les están prohibiendo recoger los cadáveres del río porque eso está dañando la estadística. La Policía es la que está haciendo eso”, con un claro interés de ocultar los casos de violencia, que se estarían dando en el Eje Cafetero.


Y es que, según el diario local La Patria, la situación es sumamente preocupante: en lo que va corrido del año, se han rescatado de ese afluente 16 cuerpos, incluyendo cinco extraídos en un lapso de apenas 14 días, comenzando el pasado 16 de septiembre, cuando recuperaron el de un hombre de entre 20 y 30 años en el corregimiento de Arauca, municipio de Palestina, Caldas.


Otros casos confirmado son los del 24 y 25 de septiembre en ese mismo lugar, siendo las víctimas otro hombre de entre 30 y 35 años de edad y una mujer de la cual no se ofrecieron detalles; así como otro hombre que apareció cerca de la vereda Tapias, Neira. Dos días después, el 27, se dio el hallazgo de otra persona de sexo masculino de entre 35 y 40 años a la altura de la vereda La India, de Anserma.


La víctima más reciente fue recuperada el pasado 9 de octubre en la vereda San José, jurisdicción de Manizales. De acuerdo con el Coordinador de Bomberos de Irra, Hernán Hernando Morales: “notamos que el cuerpo que estaba allí y que no tenía un miembro superior, no tenía cabeza, de todas maneras, esta persona según parece había sido decapitada, pero no tenemos otras indicaciones pues el cuerpo ya estaba en avanzado estado de descomposición y fue recuperado por la comunidad del sector de San José”.


A pesar de que las víctimas están siendo extraídas en el departamento, en medio de las trabas que presuntamente ponen algunos oficiales, las autoridades locales insisten en que las mismas provienen de otros territorios. Para el secretario de Gobierno de Caldas, John Jairo Castaño Flórez, citado por RCN Radio, los cadáveres encontrados parecen descender por el caudal del río, procedentes de Risaralda y Valle del Cauca, donde habrían sido asesinados.


No obstante, el funcionario le dijo a la emisora que “seguiremos muy pendientes y atentos desde Caldas con todas las autoridades para establecer si se están presentando algunos hechos que puedan generar peligro a la integridad física de la comunidad caldense, poder reaccionar de manera rápida”.