Policía transgénero, investigada por llevarse una crema sin pagarla - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

domingo, 3 de octubre de 2021

Policía transgénero, investigada por llevarse una crema sin pagarla



Andrea Cortés Guarín, primera patrullera transgénero del país, tiene un proceso abierto dentro de la institución por una denuncia de robo que hay en su contra.


La joven uniformada de 26 años, que sufrió un calvario por biopolímeros en sus glúteos, es foco de una investigación interna de la Policía, donde ya hubo audiencias de imputación de cargos y descargos; ella no aceptó los señalamientos, informó El Tiempo.


Patrullera trans Andrea Cortés, acusada de robarse una crema


La investigación interna en contra de la uniformada comenzó cuando una vendedora de una droguería de Titán Plaza, centro comercial de Bogotá cuya ubicación aparece en el mapa, aseguró que Cortés se llevó una crema de contorno de ojos sin pagar, indica El Tiempo.


Según la denuncia —citada por el diario— la situación se presentó en una noche de junio, cuando la patrullera ingresó al local con el traje de la institución y preguntó por unos productos; luego dio una vuelta por el establecimiento y se acercó a pagar otros elementos. No obstante, dijo la vendedora, en un descuido de ella, Cortés tomó una crema de contorno para ojos y la guardó sin pagarla.


Agregó, de acuerdo con el medio, que se dio cuenta que faltaba la crema dos días después, cuando estaban haciendo inventario. Verificó las cámaras de seguridad y fue cuando denunció a la patrullera ante la Policía Nacional.


La versión de Cortés, informó el diario, es que ella iba con una amiga; se acercó a pagar los productos y, mientras, la vendedora le ofreció la crema de contorno porque estaba en promoción. La policía dijo que sí la iba a comprar, y entonces la mujer de la droguería le pasó una bolsa para que guardara todos los productos.


La joven empacó lo que había pedido y posteriormente, declaró —según el periódico—, pagó lo que la cajera señaló. Es decir, dio a entender que la vendedora olvidó facturar la crema.


La patrullera aseguró que nunca fue su intención llevarse un producto sin pagarlo, pues no es una ladrona, sino que por el contrario respeta la ley, y que no tiene “nada que temer”.


Este 4 de octubre se conocerá la decisión que tomará la Policía en este caso, concluyó El Tiempo.