Fallas en infraestructura pone en jaque clases en colegio El Recuerdo - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

lunes, 25 de octubre de 2021

Fallas en infraestructura pone en jaque clases en colegio El Recuerdo



Actualmente, y después de 4 años de haber sido entregada al municipio de Montería la Institución Educativa El Recuerdo presenta múltiples deterioros en sus instalaciones.


Esta institución ubicada en el sur de la capital de Córdoba, fue inaugurada el 23 de febrero de 2017. Actualmente tiene mas 1300 estudiantes que cuentan con un colegio de una estructura grande, bonita e imponente, en donde se destacan sus fachadas.


Sin embargo, múltiples problemas afectan a la comunidad estudiantil como un canal de desagüé que se encuentra en la entrada de la IE y el deterioro de la cubierta de los salones.


La rectora de la institución educativa, Diana Eljach, afirmó al portal TuPrensaDigital.Net que el canal  tiene una profundidad de un metro y medio y pone en riesgo la vida de cualquier estudiante de los que cursan en este establecimiento, y como si fuera poco en invierno acrecienta el pánico por la invasión de serpientes y otra serie de animales.




Por otro lado se vive un verdadero calvario por cuenta del deterioro de la infraestructura.


Los techos de algunos salones están estado deplorable, a eso se le suma que cuando llueve se tienen que cancelar las clases porque los salones se inundan.


La rectora quien tiene el reconocimiento de su labor por la comunidad estudiantil y demás actores de este sector  “enfatizó que desde 2018 cuando empezamos a prestar el servicio por primera vez hemos manifestado la situación, hemos solicitado también cumplimiento de pólizas de garantía por estabilidad y calidad de la obra, se han dado muchos procesos, pero la realidad es que no hay ningún resultado”, con tristesa tengo que decirlo. “Hoy en día se vencieron los términos, el tema de las cubiertas no tiene ninguna garantía y por ende nadie responde, lo único que tenemos es una realidad cada vez que llueve, como decimos vulgarmente, llueve más adentro que afuera”, también afirmó. Hasta la fecha, este recinto educativo presta sus servicios a cerca de 1.330 estudiantes que habitan en barrios vulnerables de la ciudad y otros, provenientes del Urabá.


"Y concluyó diciendo que es paradójico que el júbilo que traen los niños, padres y maestros por el regreso a clases también acentúa el pánico por el peligro que representa la infraestructura para los estudiantes".