Liney Madera: acróbata cereteana a la que Dios le dio una segunda oportunidad, tras fuerte accidente - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

sábado, 18 de septiembre de 2021

Liney Madera: acróbata cereteana a la que Dios le dio una segunda oportunidad, tras fuerte accidente

El 31 de julio del año 2018, la cereteana Liney Madera Palacios, una acróbata experimentada, se encontraba trabajando con El Circo D Italia. Ella estaba con 9 compañeros de diferentes nacionalidades, además de colombianos habían peruano y mexicanos, realizando el acto circense del "Globo de la Muerte".


El circo se encontraba realizando funciones en la municipalidad de Surco, en el Perú. Esa noche, cuando estaban cerrando la función con el show principal del circo, el acto del "Globo de la Muerte", sucedió un accidente. Dos motocicletas tocaron sus llantas, causando una especie de efecto dominó por el que los nueve motociclistas cayeron de forma trágica y tuvieron que ser llevados a una clínica de esa municipalidad del Perú.


La cereteana Liney Madera Palacios, fue una de las más afectadas recibiendo una fuerte lesión en su cabeza, durante un tiempo la tuvieron bajo coma inducido.


Dios le dio una segunda oportunidad de vida, la recuperación fue satisfactoria, durante un tiempo veía las imágenes del accidente que fueron pasadas por diferentes medios de comunicación del mundo, y se ponía a llorar.


Ella en estos momentos se encuentra recuperada, la pandemia del coronavirus que agobio al mundo la pasó en su gran parte en Alemania donde estaba trabajando en un circo, después de largos nueve meses, y luego que abrieran nuevamente los aeropuertos pudo llegar a Colombia y al municipio de Cereté, en diciembre del 2020.


Liney Madera Palacios es una mujer de circo, ella es de la tercera generación de su familia que hace parte del mundo circense, le apasiona lo que hace, cuenta que en el mes de diciembre del 2021 viajara Alemania, dónde estará trabajando con el Circo Circlassica.


En estos momentos se encuentra con su familia en un puesto de "brinca, brinca" en el Parque del barrio Santa Clara de Cereté. Por motivos de la pandemia tuvieron que ponerlo ya que los circos han sido de los sectores del espectáculo a los que más han tardado para darle permiso para la asistencia de público.