Revelan los enredos de dinero por los que Irlena se habría quitado la vida - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

sábado, 31 de julio de 2021

Revelan los enredos de dinero por los que Irlena se habría quitado la vida



Detrás del envenenamiento de la administradora de empresas y prestamista Irlena Patricia Gallego Durango, de 27 años, este medio conoció una historia de terror, de presunta  codicia por el dinero fácil y una excesiva y lamentable vanidad.


La joven pelayera antes de quitarse la vida grabó en su celular tres videos, en los que pidió perdón de manera anticipada a su familia y a las personas que confiaron en ella al depositar dinero en una especie de ‘jineteo’.


El primer video lo hizo en su apartamento a las 7:59 de la mañana del lunes 26 de julio, el día que se tomó el veneno en horas de la tarde. Esa grabación la hizo en medio del llanto y pidiendo perdón a toda la gente que le causaría daño, especialmente a su marido Yeferson Ceballos, un joven trabajador hijo de pensionado, quien actualmente tiene una brillante carrera y le ayudaba muchísimo económicamente.


Sus inicios

Ella trabajó en una cooperativa prestamista del centro de Montería y posteriormente creó su propia empresa informal de captación de dinero. Sobre su antiguo trabajo dijo en uno de los apartes de la grabación que no estaba contenta con los 400 mil pesos que le pagaban por buscar clientes y ella quería comprarse mucha ropa y lucir linda, porque su antigua pareja, un hombre llamado César, poco le ayudaba en sus gustos. Desde ese entonces empezó a captar dinero entre conocidos para prestárselos a otros clientes necesitados.


Se calcula que manejaba recursos por $800 millones entre sus clientes, a quienes  no tenía cómo pagarles los intereses ni el capital la semana que terminó. Entre los estafados hay abogados, pensionados, comerciantes y contratistas. Algunos, consultados por este medio corroboraron su pérdida millonaria y la manera como ella les hacía parecer atractivo el negocio.


“Era mi amiga y confiaba en ella ciegamente. Era muy ágil para los negocios y un día me propuso que le depositara 10 millones, de verdad me entregó en poco tiempo unos dividendos por los intereses y una supuesta comisión. Luego le entregué 50 millones más y esos ahora sí que se perdieron porque ya ella estaba quedando mal y con su muerte todo se perdió, porque solo ella era quien estaba al frente del negocio”, narró una cliente de la captadora.


En un segundo video que grabó de manera desesperada mientras caminaba por la calle 28 de Montería, al pasar por la sede del CTI, expresó que llevaba en sus manos el “frasquito de cianuro” con el que pondría fin a tanta angustia y pidió perdón a su familia y al marido. 


“Debí matarme antes de que llegaras a mi vida para no hacerte daño. Me hundí sola por estar detrás de la plata para darme muchos gustos paseando y comprando vanidades”, precisó Irlena Patricia Gallego en el video que grabó a las 10:34 de la mañana, pasando por la sede del CTI con el frasco de cianuro. 


¿De dónde lo sacó o donde lo compró?, es el misterio. Pero lo cierto es que este medio vio que el frasco del letal veneno lo hallaron dentro del bolsillo de un jean que tenía en su cuarto. Se lo tomó la tarde del lunes después de haber almorzado y haber hecho la siesta con su marido, cuando entró a un dormitorio sola y él posteriormente la encontró.


Este medio contactó a la pareja de la joven y él fue enfático al manifestar que por su trabajo permanecía fuera de Montería, pero que el lunes llegó a la capital y le tocó atender la emergencia llevándola a la urgencia de una clínica, donde falleció.


“Como pareja le di los gustos que pude y solo el día de la tragedia entendí que Irlena no estaba bien económicamente, pero nunca me contó la gravedad de su situación para afrontarla juntos”, precisó Yeferson Ceballos.


Aclaró que nunca tuvieron hijos, como se dijo en la prensa. Precisamente en otro aparte de uno de los videos Irlena lamentó no haberle dado los hijos y la familia que él se merecía.

Fuente: elmeridiano.co