Así era y así quedó la casa de alias "Cadena"; Conozca la historia - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

LEER NOTICIAS NUEVAS

👇ENLACE PATROCINADO👇

sábado, 17 de julio de 2021

Así era y así quedó la casa de alias "Cadena"; Conozca la historia


El palacete del exjefe paramilitar, Rodrigo Mercado Pelufo, alias "Cadena", fue demolido totalmente. Estaba ubicado en el exexclusivo sector de Venecia en Sincelejo y registros indican que fue comprado al ganadero Juan Correa y habitado hasta el 2005 por Merys del Carmen Ayala Bertel, esposa del sanguinario "Cadena", cuando fue capturada y su marido se desmovilizó.


Desde entonces la mansión quedó abandonada y en el 2007, en plena explosión del escándalo de la ‘parapolítica’, la Fiscalía la allanó y se llevó videos y documentos que sirvieron para llevar a la justicia a decenas de políticos de Sucre.




Con el paso de los años, la casa de esquina, en un sector estrato 5, ubicada frente a la mansión del exsenador Álvaro "El Gordo" García, condenado a 40 años de prisión por la masacre de Macayepo, fue desvalijada y blanco de los saqueadores y buscadores de tesoros y caletas, por lo que el 27 de abril de 2015 la Sociedad de Activos Especiales (SAE), que reemplazó a la desaparecida Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE), concluyó que el inmueble ya no servía para reparar a las víctimas, pues no puede ser administrado ni arrendado. 


Este 16 de julio, la SAE y la Alcaldía de Sincelejo ejecutaron la demolición del palacete, símbolo del poder paramilitar, adquirido con dinero del narcotráfico, en el que "Cadena" instaló a su mujer y en el que se daba el lujo de aparecer cuando le daba la gana, siendo supuestamente uno de los criminales más buscados del país.




Esta fue la mansión de alias "Cadena", tenía tres niveles en cuya habitación principal se robaba la atención el amplio baño, con su zona húmeda de jacuzzi y tina. La cocina integral estaba enchapada en madera fina, con lujosos gabinetes. En una de las habitaciones, a la que se llegaba subiendo escaleras de granito, había un bar y en la parte trasera se levantaba un kiosco techado en palma, la zona de asados, en el que ‘Cadena’ se reunía con políticos de la región, igualmente, tenía sótanos.


Hoy de la majestuosa mansión que fue el refugio del máximo responsable de masacres como las de Chengue y El Salado, no queda nada.