Vendiendo café y empanadas María paga sus estudios universitarios - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

lunes, 21 de junio de 2021

Vendiendo café y empanadas María paga sus estudios universitarios



Esta es la historia de María, una chica que decidió luchar por su sueño de ser profesional como lo hacen miles de jóvenes en Colombia.


El relato de María


“Quiero mostrarles la publicación más real que van a poder ver de mi, Y también contarles que soy de ese porcentaje de jóvenes los cuáles no ha tenido muchas oportunidades labores, pero como buena Colombiana Saldré adelante, vendiendo empanadas y haciendo el mejor café, estoy orgullosa de mi porque pararse ahí y tener una buena actitud no es tan fácil como parece, pero todo sacrificio tiene su recompensa, seguiré esforzándome día a día para cumplir los sueños que el Gobierno como a muchos de nosotros no nos ayudó a cumplir, Y si depronto estan pasando por una situación difícil y no ven el camino, sólo confíen en ustedes que todos podemos lograrlo, Y recuerden el Sol brilla para todos.”


“Nada de Only Fans, Web Cams, o algún “Suggar Daddy”, el amor propio y mis ganas de salir adelante son de otro nivel”

 

La realidad de miles de jóvenes en Colombia.


Son miles los jóvenes que se presentan cada semestre a las diferentes universidades públicas de este país con la ilusión de obtener un cupo en una universidad para estudiar la carrera de su sueños y así convertirse en un profesional que en muchos de los casos será el primero de su familia.


Pero a veces las ganas no alcanzan y el talento tampoco ya que esos cupos son pocos para tantos aspirantes sin contar que existe la sospecha que gran parte de los ingresos a las universidades públicas son manejados por cuotas políticas.


Para una gran mayoría de los jóvenes en Colombia la situación es como la de María, donde tienen que trabajar para poder estudiar porque su situación económica no les permite algo diferente y el estado Colombiano sigue indiferente a las necesidades de miles de jóvenes en el país.


Ojalá María y tu que lees este post, logren cumplir su sueños…