“Estábamos en la iglesia, salió corriendo, cogió un cuchillo y se mató” - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

miércoles, 30 de junio de 2021

“Estábamos en la iglesia, salió corriendo, cogió un cuchillo y se mató”


La muerte de Luis Eduardo Zúñiga Martínez, de 30 años, tiene con dolor y muchas incógnitas por resolver a sus familiares. Al parecer, el hombre se quitó la vida, luego de asistir a una iglesia cristiana en el barrio Santa María, en Barranquilla.


Zúñiga era el tercero de seis hermanos, y tenía una familia construida junto a su esposa y cuatro hijos. Según parientes y conocidos, nunca pensaron que un hecho como tal fuese a ocurrir dado que él parecía un hombre feliz.


“Es algo que nos tiene muy asombrados, porque era una persona alegre, tomaba todos los fines de semana, compartía con su esposa e hijos, era una persona muy apegada a su familia, y no sabemos el motivó de por qué tomó esa decisión”, contó Ernesto Rodríguez, hermano del difunto.


El hombre se desempeñaba en la mecánica automotriz; sus compañeros de trabajo también resultaron asombrados por el hecho, puesto que, de igual manera, siempre lo veían con una sonrisa en su rostro. 


“Los amigos le decían ‘Lucho’; ellos también han quedado asombrados con eso, no saben por qué, él era una persona alegre y mamadora de gallo”, agregó Ernesto.


“El pastor lo estaba orando normal”

Luis Eduardo vivía en el barrio 7 de Abril, y su hermano contó que él también lo acompañaba a la iglesia en Santa María, pero ese día no lo hizo, sino que asistió con su segundo hermano.


“Mi hermana fue la que llegó a la 1 de la mañana diciendo que mi hermano se había matado, yo pensé que había tenido un accidente y le dije que cómo así, que si estaba borracho cómo había cogido la moto, y ella me dijo que no, que estaban en la iglesia y de repente salió corriendo, se metió en una casa, cogió un cuchillo y se mató”, relató el hermano.


Según le comentaron los hermanos a Ernesto, aunque el pastor estaba “orando” a Luis Eduardo, no sospecharon que después de eso iba a tener dicha reacción. “El pastor lo estaba orando normal, como todo, y de repente salió, nosotros no lo veíamos con problemas ni desesperación. Nos gustaba ir a darle gracias a Dios por todo lo que nos da”.


“Mongooo, mi hermano, por qué te fuiste. Mostroo, siempre te recordaré, te llevo en mi corazón”, publicó uno de sus amigos en la red social Facebook.