😈👇ENLACE PATROCINADO👇😈

😈👇ENLACE PATROCINADO👇😈

martes, 29 de junio de 2021

Algo vio el vigilante que ordenaron su muerte


No hay crimen perfecto y por eso en San Antero circula cualquier cantidad de versiones sobre el crimen de una persona muy apreciada, que se desempeñaba como vigilante de un colegio de la localidad y quien fue asesinado a balazos en zona rural de ese municipio del Bajo Sinú y costero.


La Sijín del Departamento de Policía Córdoba y la Fiscalía Seccional de Córdoba asumieron la investigación del crimen de Óscar José Bohórquez Prioló, de 50 años, guarda de la ‘Institución Educativa Julio César Miranda’, de San Antero. El homicidio fue la tarde del lunes cuando la víctima se desplazaba por un carreteable que une a la vereda El Progreso con la cabecera municipal.


Sujetos en motocicleta lo interceptaron cuando Bohórquez Prioló se desplazaba también en una motocicleta en horas de la tarde y le propinaron varios tiros que acabaron con su vida en el acto. El cadáver del vigilante quedó tirado en medio de la vía destapada cerca de la motocicleta en la que se movilizaba, lo que descarta de plano que se haya tratado de un hecho de atraco. 


Mientras los directivos y la comunidad educativa en general lamentaron el hecho de sangre en el municipio, este medio conoció que su crimen, según informe de inteligencia, podría estar ligado con algo que vio el encargado de la seguridad del plantel dentro de la Institución, y eso le pudo traer problemas tan serios que llevaron a los implicados a ordenar su muerte.


El cuerpo sin vida de Óscar Bohórquez fue inspeccionado y trasladado por los técnicos judiciales a la morgue de Medicina Legal en Lorica hasta donde ayer llegaron sus familiares a iniciar los trámites de reclamación para darle cristiana sepultura.

OBTENER YA MISMO