A puñaladas asesinaron a un vigilante en Montería: Extranjeras estarían implicadas - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

LEER NOTICIAS NUEVAS

👇ENLACE PATROCINADO👇

lunes, 21 de junio de 2021

A puñaladas asesinaron a un vigilante en Montería: Extranjeras estarían implicadas



Un hecho sangriento se registró en horas de la noche del domingo, 20 de junio, en el municipio de Montería, específicamente en la calle 36 entre carreras primera y segunda, donde un vigilante fue asesinado de dos puñaladas.


Se conoció que el infortunado, identificado como José Luis Manuel Reyes Méndez, de 54 años de edad, se encontraba cuidando los locales del Paseo del Río, cuando una discusión entre dos mujeres, aparentemente madre e hijas, lo alertó y salió a ver qué sucedía.


En medio de la pelea, Reyes Méndez le habría llamado la atención a las mujeres para que dejaran la bulla y los gritos en medio de la tranquilidad que había en la zona en la hora donde los ciudadanos disfrutaban del partido entre Colombia y Perú.


Según Dairon Enrique Reyes, hijo del fallecido, la observación que les hizo su padre molestó a las mujeres, quienes se armaron con una botella y le causaron dos heridas profunda.


El consanguíneo indicó que con ayuda de moradores de la zona trasladaron a Reyes Méndez a la Clínica  El Niño, donde le brindaron los primeros auxilios, posteriormente fue remitido al Hospital San Jerónimo de Montería, donde falleció minutos más tarde.


El consanguíneo manifestó que las presuntas implicadas en el homicidio son de nacionalidad venezolana. Detalló que una de ellas está embarazada y fue capturada por la Policía minutos después de conocerse el crimen.


Sostuvo que la madre de la detenida se encuentra huyendo y que mediante información recopilada pudo conocer que las sindicadas habitan en un arriendo ubicado en el centro de la ciudad.


Por el momento, las autoridades no se han pronunciado sobre este crimen cometido en pleno centro de la capital ganadera.


La conmoción reina en el barrio Furatena, lugar donde vivía la víctima a quien le arrebataron la vida de la manera más trágica y repudiable.

 

El cadáver permanece en Medicina Legal a la espera de la realización de la necropsia de ley para que sus parientes puedan darle cristiana sepultura.