¡Ojo, que no le pase a usted! Publicó que buscaba trabajo y casi termina secuestrado y estafado - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

LEER NOTICIAS NUEVAS

👇ENLACE PATROCINADO👇

jueves, 22 de abril de 2021

¡Ojo, que no le pase a usted! Publicó que buscaba trabajo y casi termina secuestrado y estafado



Conociendo la efectividad de las redes sociales y por  lo duro que esta conseguir ‘camello’, Wálter Oñate De Alma, residente en Fonseca, La Guajira, ofreció en Facebook sus servicios como maestro de obra, no pasaron muchas horas cuando un supuesto ganadero lo llamó, el albañil no cabía de la dicha, pues le ofrecieron la construcción de una piscina en una finca en Tumbatoro, corregimiento de Morroa.


Contento por el trabajo que le salió, empacó maletas y en horas de la madrugada viajó a Corozal en compañía de un ayudante. Antier, en horas de la mañana, llegaron a su destino. Siguiendo las indicaciones de la persona que los contrataría, Juan y su acompañante cogieron una mototaxi y llegaron hasta la zona indicada por el finquero, donde no había señal telefónica.


No pasaron muchos minutos, cuando vía celular contactaron a los familiares del albañil en La Guajira, a los que les dijeron, “si quieren volver a ver con vida a Wálter deben pagar 20 millones de pesos”, dijo el sujeto. 


La víctima imaginó lo peor, pero contactó a las autoridades, más exactamente al Gaula Militar, quienes al escuchar la versión de lo ocurrido, confirmaron que a Wálter lo pretendían estafar.


De inmediato los uniformados se trasladaron a Tumbatoro, donde en un paraje solitario, fue hallado el albañil y su ayudante. A Wálter no le quedó de otra que asimilar el engaño y conseguir dinero para devolverse de nuevo a su tierra. 


A finales del pasado mes de febrero, un caso similar se registró en esta misma zona rural, esa vez pretendían extorsionar a un carpintero de Sincelejo. 


El falso servicio, como se llama esta modalidad, es a través de llamadas que hacen reclusos desde los cárceles donde se encuentran. Siempre tratan de llevar a la víctima  a donde no haya señal, así presionan al familiar a estafar, pues cuando el familiar llama a su ser querido, no pueden comunicarse.