domingo, 4 de abril de 2021

¡No es justo que vivamos con miedo, No es Justo! Desesperado llamado de las mujeres en Montería

 



La tarde del sábado 3 de abril, se conoció la infausta noticia de la muerte de Adriana Cristina Chevel, completaba 3 días de estar desaparecida en la ciudad de Montería, pero fue hallada muerta en el sector de Vilches en el municipio de Cereté.



Este caso se suma a una cantidad de denuncias que las mujeres de la ciudad de Montería, vienen realizando a través de redes sociales y ante las autoridades competentes. Robos, abusos, intentos de violaciones, maltratado verbal y físico; son el pan de cada día en la capital cordobesa, delitos que ponen en riesgo la integridad de las mujeres, quienes preocupadas no saben qué hacer.



Muchos son los llamados que desde un perfil de Facebook o una cuenta de twitter se pueden leer, de quienes desesperadas buscan un poco de atención en una sociedad machista que cree que por usar ropa deportiva ajustada o por el simple hecho de salir a bailar o a divertirse, merece ser maltratada o hasta asesinada.



Sarem Solano desde su cuenta de Facebook lo expresa así:

“Anoche, cuando me enteré del hallazgo de su cuerpo llame a mi  esposo, quién está fuera de la ciudad. -Yo en ese momento también estaba fuera de casa-. Entre en pánico, aterrorizada tuve un ataque de ansiedad. No sabía si tomar un taxi o una mototaxi, hasta pensé irme caminando a mi casa, era tal mi pánico que, en el lapso de 20 minutos, llame a mi esposo 4 veces y la última vez no colgué hasta que llegue a mi casa, sana y salva.



Estamos viviendo en una sociedad PODRIDA. Siento una impotencia, de ver cómo las mujeres y los niños se están perdiendo y no pasa nada. Siento miedo de Salir a la calle, siento miedo de que mis hijos salgan a la calle. Ayer fue Adriana, mañana puede ser una de nosotras. Tengo miedo que el taxi se desvíe, tengo miedo del hombre que se acerca, no sabemos quién es el malo y quién es el bueno. ADRIANA debió volver a su casa el jueves por la noche. Ella debió regresar con su hija y sus padres.



Yo sé que de pronto mi voz no llegue muy lejos, pero la de todas si puede llegar a algún lugar. Vamos a decir que no es justo, vamos a quejarnos, vamos a levantar la voz en protesta ¡No es justo que vivamos con miedo, No es Justo!"

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS