martes, 9 de marzo de 2021

Por un nuevo episodio convulsivo, enfermera Yeidis seguirá hospitalizada



El más reciente episodio convulsivo que tuvo la enfermera Yeidis Johanna Pérez Martínez, de 33 años, derrumbó por completo las esperanzas que sus familiares habían construido en torno a la posibilidad de que este lunes 8 de marzo fuera dada de alta.


Así lo aseguró Yarisel Pérez, hermana de la funcionaria de la salud, quien este lunes 8 de marzo completó una semana internada en una clínica, por causa de una aparente reacción adversa a la vacuna de la farmacéutica china Sinovac.


“Estamos muy desesperados. En estos días llegamos a pensar que ya iba a mejorar, pero este nuevo episodio convulsivo nos deja muchas dudas. Por eso pedimos a la Nueva EPS, su aseguradora, que permita remitirla a Medellín a una clínica de mayor complejidad”, indicó la doliente.


Según lo expresado por los familiares, durante la noche de este domingo, Yeidis volvió a tener convulsiones y desde entonces ha vuelto a sentir alta temperatura corporal y dolor de cabeza. 


“Ella manifiesta que se siente mal, que le duele mucho la cabeza, siente un fogaje en el cuerpo, le dan mareos e incluso por momentos no siente las piernas”, narra Yarisel, tratando de explicar el cuadro clínico con sus propias palabras.


Cabe recordar que la enfermera Yeidis Johanna recibió la vacuna el pasado lunes 1 de marzo, y según el reporte, transcurridos unos 10 minutos sufrió un desmayo seguido de convulsiones.


De inmediato fue atendida en el Camu San Rafael, lugar donde le aplicaron la vacuna, pero fue trasladada al hospital San Juan de Sahagún, y posteriormente fue remitida a una clínica de Montería, donde ha permanecido desde la noche del martes 2.


Tanto los especialistas de la salud que han tenido la oportunidad de valorarla, como desde la Secretaría de Salud departamental, han asegurado que se desconocen las razones que motivan los episodios convulsivos; sin embargo, reiteran que los incidentes no tienen relación con la vacuna.


Reportan nuevo caso de alerta


Entre tanto, de manera extraoficial se conoció la supuesta denuncia de los familiares de otra funcionaria de salud, esta vez se trata de una enfermera de Montería, identificada como Miranda Jaramillo, a quien el pasado 2 de marzo se le colocó la vacuna contra el covid-19, y supuestamente 10 minutos después comenzó a convulsionar y ahora permanece en la UCI de la Clínica de Montería.


La información fue dada a conocer por un ciudadano que se identificó como David Pecheco, esposo de la paciente, quien asegura que desde la Clínica Montería le niegan la información sobre su esposa.


 “Soy militar y estoy en el Chocó, y cuando llamo lo que hacen es interrogarme para ver como es mi vida con ella, quieren hacer ver que ella se puso así porque estoy lejos, cuando ya llevamos juntos 7 años y ella nunca ha convulsionado”, asegura.


Pacheco explicó que desde que se colocó la vacuna la enfermera mantuvo contacto con él y alcanzó a decirle que 10 minutos después de haberse colocado la vacuna comenzó a sentir, mareo, dolor de cabeza, sensación de calor extremo, hasta que finalmente cayó víctima de las convulsiones.


La madre de la joven, Gladys Jaramillo, dijo que “mi hija estaba muy bien, el martes, antes de que le colocaran la vacuna a las 2:00 de la tarde hablé con ella, y estaba muy bien. Luego de eso me dijo que se sentía muy mal, de hecho la tuvieron en la Clínica Montería hasta las 10:00 de la noche, la llevaron a su casa y horas después empezó a convulsionar, una ambulancia la buscó y se la llevaron de emergencia”, narró.


Añadió que “no me reconoce, no sabe quién soy, sólo habla incoherencias, dice que ella no tiene hijos, pero tiene 3, está muy mal y aquí no quieren asumir que todo esto fue a causa de la vacuna”, precisó.


Hasta el momento las autoridades no se han pronunciado sobre la veracidad de este nuevo caso sospechoso, ni sobre las peticiones de la familia de la enfermera Yeidis, para ser remitida cuanto antes a una clínica en Medellín.

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS