lunes, 29 de marzo de 2021

Por el fuerte olor, encontraron el cadáver de testigo en el caso Cerro

 


Nelson Acosta Salcedo fue hallado muerto al interior de una vivienda en la calle 8 N° 07-09 del barrio Centro del municipio de Buenavista. El fallecido era uno de los hombres de confianza del ganadero Emiro Cerro Rodríguez, asesinado el 13 de junio de 2016.


Nelson, quien seguía trabajando con la familia Cerro como celador de una casa, había fallecido desde el viernes y ayer, el olor a descomposición alertó a la comunidad. El cuerpo fue descubierto por un compañero de trabajo al ingresar a la vivienda a buscar una moto. El olor fue tan fuerte que se acercó al cuarto y encontró la terrible escena.




Nelson, de 58 años de edad, estaba acostado boca abajo en la cama con su ropa y zapatos puestos, y el ventilador prendido. Testigos del hallazgo manifestaron que a un lado de la cama había unas manchas de sangre, por lo que inicialmente se trataba de un homicidio.


Miembros de la Policía Judicial llegaron a la vivienda para hacer el levantamiento del cadáver, al que no le habrían encontrado signos de violencia y se maneja la hipótesis que su muerte pudo ser de forma natural. Sin embargo, entre los moradores existe la duda, por la sangre cerca al cuerpo.


Es de anotar que el ganadero Emiro Cerro fue encontrado sin vida en su camioneta en la vía San Pedro-Magangué con quemaduras en el cuerpo. Primero se habló de que murió por un infarto y las investigaciones judiciales determinaron que fue un crimen por el que fueron procesados un menor de edad, su esposa Yerlin Galindo y su conductor Mauricio Sierra. Los dos últimos sostendrían una relación sentimental. Los tres quedaron libres por vencimiento de términos.

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS