martes, 9 de marzo de 2021

Locutor que agredió a su exnovia aceptó los cargos y fue enviado a la cárcel

 


Luego de que se hiciera viral el video del locutor que agredió físicamente a su exnovia, el hombre aseguró que no iría preso “nada más por esa pendejada”; sin embargo, tras ser capturado por el CTI de la Fiscalía, Rubén Villa fue enviado a la Cárcel Distrital El Bosque por orden de un juez.



Villa fue detenido este domingo en el barrio Pasadena, de Soledad, después de que contra él fuera emanada una orden judicial por el delito de violencia intrafamiliar agravada por las lesiones que le causó a Karen Molinares el pasado 28 de febrero cuando la mujer se encontraba en un local y fue atacada a golpes.


Tras la agresión, Villa habló con varios medios de comunicación y expresó, entre otras cosas que causaron indignación, que no iría preso porque no tenía anotaciones judiciales y que no era un “guache”. A pesar de sus declaraciones, la Fiscalía empezó a investigar una vez fue instaurada la denuncia por parte de la víctima.




Aceptó cargos.

Fue así como reunieron los elementos materiales probatorios para conseguir la orden de arresto que hicieron efectiva, unidades del Cuerpo Técnico de Investigación y miembros del Ejército. Villa fue trasladado a la URI y ayer en la mañana fue presentado virtualmente ante el juez Primero Penal con funciones de control de garantías.


El representante del ente acusador, luego de relatar los hechos, le imputó el delito de violencia intrafamiliar agravada, cargos que fueron aceptados por el imputado. Posteriormente, el togado tomó la decisión de enviarlo a la Cárcel Distrital El Bosque como medida preventiva para que comparezca en el caso de ser requerido durante el proceso en su contra.



Según el Código de Procedimiento Penal, quien incurra en este delito podría ser sancionado con pena mayor, en prisión, de cuatro a ocho años. Además, que en el caso de que la víctima sea mujer, la pena se aumentaría de la mitad a las tres cuartas partes.


Entonces, Villa, quien ostentaba que “nada más en Barranquilla he tenido más de 350 novias y todas ellas podrían testificar en una audiencia ridícula por un problema sencillo”, en el caso de ser condenado podría terminar en prisión por varios meses.


BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS