sábado, 20 de marzo de 2021

Esposa de hombre hallado muerto en alberca sería principal sospechosa


En Santa Marta, las autoridades realizan la búsqueda de María Eugenia Sánchez, quien desapareció días antes de que su esposo Alberto Smith fue encontrado muerto en la alberca de su propia casa.




Este hecho, que causó conmoción en la ciudad, ocurrió el pasado 10 de marzo en el barrio Nueva Colombia de la capital de Magdalena.



Su cuerpo amarrado de pies y manos fue hallado en estado de descomposición, y pese a que se supo que se trataba de Alberto Smith por las prendas de vestir y algunos rasgos físicos, Medicina Legal lo trasladó a Bogotá para desarrollar los estudios forenses y confirmar su identidad y causas que provocaron su muerte.




Aunque el hijo mayor de la pareja, Abel Smith, se niega a creer que su madre tenga que ver con el crimen de su papá, los investigadores judiciales tienen a la mujer como la principal sospechosa del crimen.



El comandante de la Policía Metropolitana, coronel Óscar Solarte, señaló que, si bien todavía no hay evidencias concretas que involucren a María Sánchez, llama la atención que abandonara repentinamente la vivienda donde permaneció muchos años con su esposo.



“Revisamos cámaras de seguridad del barrio y pudimos constatar que la mujer se marchó de su casa por sus propios medios tres días antes que encontráramos el cuerpo del señor Alberto Smith sumergido en una alberca sellada”, manifestó el alto oficial.




María Eugenia se llevó consigo la ropa y algunas cosas de la residencia, que desde entonces quedó sola hasta que sus dos hijos llegaron preocupados por no tener noticia de ninguno de sus dos padres.



Otro indicio de la responsabilidad de la mujer en la muerte del hombre de 63 años es la información incorrecta que le entregó vía celular a su hijo Abel para justificar la ausencia de su papá.



“Ella me dijo que tenía el teléfono dañado y que mi papá estaba en Fundación (Magdalena) en una actividad cristiana; después perdimos contacto con ambos”, expresó Abel Smith, quien espera que su mamá aparezca y aclare todas las dudas.



Los vecinos se expresan muy bien sobre Alberto Smith por sus cualidades y amabilidad. Sobre María Eugenia Sánchez es poco lo que se dice, pues a diferencia de su esposo, no era una mujer muy sociable.



Varios conocidos han asegurado en entrevistas a medios de comunicación que últimamente la pareja venía teniendo muchos problemas y discusiones en las que la mujer llegó a golpear y le causó heridas a su esposo.



Alfredo, cansado de las diferencias con su mujer, había decidido separarse y poner en venta la casa para irse a otra ciudad. María Eugenia, al parecer, se negaba a que se concretara el negocio del inmueble y ese tema habría sido el motivo de las últimas discusiones, de acuerdo con lo que se sabe en el barrio.



“Él era un hombre ejemplar, muy bueno y justo. No merecía morir así”, expresó el hijo luego de descubrir que su papá, que tenía más de 15 días desaparecido, estaba sepultado en una alberca que fue sellada en concreto.


BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS