lunes, 22 de marzo de 2021

Atracador que lo atropelló, en casa; y la víctima en UCI


En esa maniobra suicida y peligrosa para el resto de la ciudadanía, impactaron a Antonio Espinosa Guzmán, quien suele salir a hacer deporte con un hijo en una bicicleta de doble ocupante.



Cosas de la justicia colombiana: mientras el empresario Antonio Javier Espinosa Guzmán, de 59 años, propietario de ambulancias que auxilian en Montería a accidentados en las calles, está en cuidados intensivos debatiéndose entre la vida y la muerte, Luis Fernando Martínez Herrera, el atracador que lo atropelló con una motocicleta, ya está  en casa reposando el susto con una detención domiciliaria por hurto.






El juez que lo atendió en audiencia a Fernando Martínez no lo procesó por las lesiones personales causadas a quien iba en su bicicleta (duo) con su hijo autista por las calles del barrio Pasatienpo, de Montería.



La historia completa

La tarde del pasado lunes 1º de marzo Luis Fernando Martínez Herrera junto con otro amigo protagonizaron el hurto de un bolso a una ciudadana en el barrio Pasatiempo y en su huida tuvieron la pericia de irse en contraria por uno de los carriles de la doble vía que sale frente al Colegio Nacional. 






Suicidas

En esa maniobra suicida y peligrosa para el resto de la ciudadanía, impactaron a Antonio Espinosa Guzmán, quien suele salir a hacer deporte con un hijo en una bicicleta de doble ocupante. 



Tanto los de la moto como los de la bicicleta rodaron por el piso, pero quien llevó de la peor parte fue el empresario de las ambulancias.  Al sitio del accidente minutos después quedaron al descubierto varias sorpresas: la primera fue que cuando llegaron los paramédicos a atender el caso, al voltear al hombre que yacía inconsciente y que era auxiliado por los de la moto, los de la ambulancia exclamaron: ¡ey, pero si es el patrón de nosotros!. 






Los de la moto como creían que nadie los perseguía se quedaron en el lugar auxiliando al los de la ‘bici’ y todo parecía salirles bien hasta cuando de repente llegó al lugar la mujer que ellos habían atracado cuadras atrás. En medio del ‘tumulto’ uno de los delincuentes se escapó entre la multitud y el que logró ser capturado por la Policía que llegó a atender el accidente fue Luis Fernando Martínez, un residente en el El Dorado. 






Salió limpio

Lo llevaron a la Sijín y a la Fiscalía y no le apareció ningún antecedente. Es decir, era la primera vez que caía robando. La Policía en un primer informe dijo que el otro ratero había logrado huir en la motocicleta, pero este medio gracias a imágenes suministradas por la ciudadanía estableció que la moto que yacía en el piso al lado de la bicicleta estrellada era la misma que fue llevada a los patios inmovilizada a Luis Fernando Martínez y que el día del accidente un sujeto llegó a reclamarla porque el joven era su mototaxi, pero no le fue entregada.

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS