domingo, 14 de febrero de 2021

Pareja que vendía papel higiénico casa por casa para sobrevivir hoy funda gran empresa. No se rinden



Tratar de ganarse la vida en un país ajeno es siempre un desafío, pero si a eso se le suma una familia, hijos y el inicio de una pandemia, la cuesta se hace tan alta que podría tumbar a cualquiera. Pese a todas las adversidades, un matrimonio de paraguayos peleó por una mejor vida en Argentina y lo logró, venciendo todo pronóstico.

Mónica y Gabriel Ovidio se mudaron a Argentina hace 16 años. Sin muchos estudios, lograron de todas formas instalarse de manera modesta, ella como peluquera y él como conductor de transporte escolar. Con 5 hijos que cuidar, el trabajo siempre fue fundamental, pero el día en que la pandemia llegó, lo pasaron tan mal que quedaron prácticamente en la calle.

Sin ingresos, no les quedaba dinero para nada, ni para comida ni para pagar el alquiler. Sobrevivían con un bono que les había dado el gobierno argentino, pero no sería suficiente para los 7.

Gabriel con lo poco que tenía fue al mercado un día para comprar verduras y venderlas a domicilio junto a su esposa, cuando a lo lejos ve algo que les cambiaría la vida sin saberlo.

“La plata era muy poca, no nos alcanzaba para nada. Entonces nos agarro un bajón tremendo. En ese momento, desde lejos, me puse a mirar cómo un camión descargaba papel higiénico y le dije a mi esposo ‘vamos a vender papel’. Fuimos a preguntar y la plata que teníamos nos alcanzó para 20 paquetes de uno económico” Mónica Ovidio. 

Para sorpresa de ambos, los papeles higiénicos se vendieron prácticamente de inmediato, fue entonces que se dieron cuenta que había un negocio que explotar. Durante la pandemia casi todo lo que ganaban lo reinvertian en más papel hasta que comenzaron a tener grandes ingresos. Tras duros meses sin apenas tener donde vivir, la vida les sonreía de nuevo.

Hoy, Mónica y Gabriel fundaron su propia “Casa de papel”, pasando de revendedores a convertirse en una verdadera empresa distribuidora. Trabajan de lunes a lunes y cuentan con grandes clientes.

Con dos locales que atender, el matrimonio vio la luz en un camino que se tornaba oscuro. Agradecen haber aprovechado la oportunidad y recuerdan lo mal que lo pasaron, por lo mismo, parte del dinero que ganan lo ocupan para ayudar a otros emprendedores a poner sus negocios. Dicen que la idea es animarse y jamás rendirse, así como apoyarse en los grandes motores en la vida, para ellos son sus cinco hijos.

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS