jueves, 11 de febrero de 2021

Mujer que fue esclava por 38 años muestra su cambio tras meses de ser liberada



Madalena Giordano fue tomada esclava a sus 8 años por una mujer que prometió adoptarla, pero en vez de eso la hizo su esclava. Hoy, por fin el libertad, aparece mostrando un antes y un después totalmente radical, casi irreconocible a como era antes.


Dar la vuelta de página a la vida para pensar en un mejor futuro no es fácil para todos, y depende de cada persona el tomar el tiempo necesario para lograr sanar. Hay quienes han vivido casi toda una vida con derechos vulnerados, como haber pasado por la esclavitud, por ejemplo, y tras obtener la libertad,deben aprender a vivir en un mundo completamente distinto, pudiendo ser muy pertubador los primeros meses.


Madalena Giordano es una mujer que estuvo 38 años dentro de la casa de una familia adinerada en Brasil, en condiciones de esclavitud. En un artículo anterior te contamos cómo fue liberada y puesta en contacto con su familia, quien la vio por última vez cuando tenía 8 años un día que salió a las calles a pedir pan.


Giordano pudo ser detectada por las autoridades luego de que ésta dejara papeles debajo de las puertas de sus vecinos pidiendo dinero para su aseo personal. Años atrás habían sospechado de la casa en la que estaba cautiva, pero nunca hubo pruebas para allanarla.


Tras lograrse su libertad, también te contamos del juicio que se le hizo a la familia de Dalton César Milagres Rigueira, un profesor cuya madre fue quien tomó a Madalena por primera vez. En un trato, los culpables quedaron en pagarle 14 años de sueldo más vacaciones, propuesta que fue aceptada por ambas partes.


Increíblemente, la capacidad de superación de Giordano ha tomado un muy buen ritmo. Quien no tenía siquiera una ventana en su habitación para apreciar la ciudad, hoy ya pudo dar su primer paseo en el parque, toparse con animales en las calles y conocer parte del mundo que se había perdido.


Recientemente, Madalena Giordano sorprendió a internet luego de revelarse una fotografía que se tomó, en libertad, donde se encuentra totalmente irreconocible, con una sonrisa de oreja a oreja y disfrutando de la vida.


Giordano se ha dejado crecer una hermosa melena, cosa que nunca en su vida había hecho. Le encanta andar con camisas livianas y pantalones cortos, dándose los lujos que jamás antes había tenido. La experiencia que vivió fue por lo menos traumática, pero en ella se escondía una persona resiliente y con ganas de vivir. Sabe muy bien que el pasado ya quedó atrás y en vez de lamentarse por el tiempo perdido, mira alegre el futuro que le queda por disfrutar.

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS