jueves, 11 de febrero de 2021

Los ricos también tienen derecho a comprar en el D1



Se ha creado un debate en Twitter, una red social que cada vez más se convierte en una trinchera, un campo minado en el que toda opinión puede ser usada en tu contra. En esta ocasión, una joven declaró que cuando veía gente llegando en camionetas a comprar al D1 le daba entre "risa y rabia". Que falta de razonamiento. La línea de supermercados tales como  el D1, Justo&Bueno y ARA llegaron al país para quedarse, que tire la primera piedra quien no se ha dejado tentar por los atractivos precios y oferta de estas tiendas, en cuarentena desvararon a más de un colombiano. El desempleo desconoce de estrato social y tocó a una gran mayoría, siendo el D1, sin duda, la salvación de muchos.

Cuando alguien se atreve a hacer este tipo de juzgamiento, me permito responderle que una camioneta no es sinónimo de riqueza; un automóvil no dice nada sobre la situación socioeconómica de una persona. Hay quienes lo tendrán porque así lo desearon y planearon, hay quienes ven en él la comodidad para un familia numerosa o hay quienes se ganan la vida trabajando de su vehículo. Igualmente, si la camioneta fuera por que su dueño tiene dinero, es ridículo condenar una visita en camioneta a los encantadores pasillos del D1. ¿Acaso los ricos no pueden comprar en supermercados económicos o en las maravillosas plazas de mercado?. La pregunta del millón sería: ¿Al ser pobre no puedo visitar Carulla, Jumbo, PriceSmart o el Éxito solo si dispongo de una camioneta 'grande'?.

Es un resentimiento de clases ilógico discriminar que una persona de cierto estrato social visite un supermercado u otro. Es producto de un complejo marcado por la envidia de un ser humano frustrado, o tal vez, el reflejo de sus deseos reprimidos y propios anhelos. Los pobres (aunque resulta un término poco acertado), o mejor, nosotros las personas de escasos recursos podemos comprar donde nos plazca, en donde el bolsillo nos de, si quiero ir al Carulla en bus, moto, bicicleta o caminando a comprar un producto importado o nacional, tengo derecho a hacerlo. Al igual que si alguien con dinero quiere ir al D1 a hacer mercado en su carro último modelo, vestido de ropa de marca, puede hacerlo porque es su derecho. A diferencia de esta joven no me da "risa y rabia".

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS