martes, 16 de febrero de 2021

La 'cacería' contra jaguar que devoró a niña indígena de 6 años



Los 7.000 miembros de la comunidad indígena U'wa, en zona rural de Cubará, Boyacá, realizan un ayuno intermitente a manera de ofrenda para que se detengan los ataques de un jaguar que hasta el momento deja dos muertos, uno de esos casos, el de una niña de 6 años que se encontraba bajo el cuidado de su hermano, de 8.


El caso fue aterrador para la comunidad, pues según relató la madre de los menores, ambos se quedaron solos mientras ella se dedicaba a los cultivos de pancoger cuando el felino apareció y se llevó a la pequeña. Su hermano mayor trató de hacer ruido y retenerlo, pero fue imposible.


El cuerpo aún no aparece, tampoco el de un joven de 18 años que estaría cazando cuando fue atacado por el animal a finales de enero.

Ambos casos ocurrieron con solo 15 días de diferencia, por lo cual la comunidad decidió hacer un llamado a las autoridades del municipio para que se prendieran las alarmas y lograr detener los ataques del jaguar.

De acuerdo con Aura Tegria Cristancho, alcaldesa de Cubará, estos ataques tienen en alerta no solo a la comunidad indígena que se encuentra a cuatro horas del casco urbano, sino también a todo el municipio.

“Hace más de 40 años no ocurría algo así –explica la alcaldesa–. Este sábado registramos un ataque contra una novilla de 150 kilos a la que se le comió la mitad de su cuerpo, nada más a menos de dos horas del casco urbano, eso quiere decir que puede acercarse”.

Según explicó la alcaldesa, expertos de la Corporación Autónoma Regional de la Orinoquia (Corporinoquia) visitaron la zona e instalaron 15 cámaras trampa para conocer más sobre las características de este felino.



Por ahora, lo poco que se conoce es que se trata de una hembra y, al parecer por el rastro de sus huellas, se trata de una de características grandes, de cerca de 90 kilos.

“Se encontraron huellas y algunos rastros que indican que se trata de un jaguar –señala Tegria Cristancho–. Como los cuerpos no se han podido encontrar, lo que explican los expertos es que estaría alimentando a su cría”.

Este lunes, la Alcaldía de Cubará emitió un comunicado para alertar al Gobierno Nacional sobre los hechos que tienen en vilo a los habitantes de este municipio.

En el comunicado se informa que este 11 de febrero hubo otro intento de ataque por parte del felino contra dos menores, de 6 y 10 años, que por fortuna se pudo evitar gracias a la rápida reacción de la comunidad. Además, hubo ataques contra reses.

“Teniendo en cuenta esta situación –sentencia la carta–, solicitamos al Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Boyacá y a Corporinoquia, tomar acciones concretas que permitan salvaguardar la vida de todos los cubarences”.

La alcaldesa de este municipio señaló que se solicitó al Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible la autorización de una cacería bajo control para evitar que se sigan registrando víctimas fatales. 

El plan de ‘cacería’
Álvaro Camacho, profesional de Fauna de Corporinoquia, asegura que con un equipo de tres personas ya se elaboró el plan para capturar y reubicar al jaguar.

Tras la instalación de las cámaras trampa, se espera que en los próximos cuatro días se puedan obtener imágenes que permitan orientar la búsqueda del felino.

“Rastrear a un felino en este corredor biológico de la cordillera oriental es complejo –explica Camacho–. La comunidad indígena tiene un predio de 220.000 hectáreas, así que esperamos que con estas cámaras se pueda dar alguna pista”.



El profesional manifestó que causó impresión en los profesionales las denuncias por ataques, lo cual, plantean como hipótesis, tendría explicación en que este animal tendría a sus crías cerca, por lo que cualquier persona que se pueda acercar puede correr peligro, pues se les conoce como unas madres sobreprotectoras.

“Ambos casos ocurrieron en un área muy corta –señala el experto–. Esto es raro en un animal que siempre se está moviendo mucho, por lo que creemos que se trata de una hembra y tiene a sus crías cerca”.

La idea, según Camacho, luego de revisar las cámaras, es dar inicio a la búsqueda del jaguar para detenerla por medio de sedación y reubicarla en el Parque Nacional Natural El Tuparro, ubicado en Vichada.

Además, con la comunidad se han realizado varias conversaciones para dar algunos consejos que los pueden ayudar para evitar que el animal se acerque, como tener ruido en la zona y gritar fuerte cuando lo vean cerca.

También se les ha recomendado no recorrer la zona cuando cae la noche o al amanecer, es decir, evitar salir cuando no hay mucha luz de día. 

“Se sabe que si estos animales ven a una persona erguida, o sea más grande, no atacan, se van –explica Camacho–. Por eso los ataques han sido contra niños y niñas, el joven tal vez se acercó a la zona donde están sus crías, por eso es bueno tener ruido y evitar estar solos”.

Por tal recomendación, la alcaldesa de Cubará aseguró que los miembros de la comunidad indígena se encuentran aglomerados en sus viviendas por temor a estar solos, lo cual tampoco es conveniente por las recomendaciones de bioseguridad frente al covid.

Camacho explicó también que es posible que haya más jaguares en la zona, pues un macho tiene un área de caza de unas 100.000 hectáreas, además de dos o tres hembras con las que se aparea.

Sobre los ataques a reses, el experto de Corporinoquia asevera que se podría tratar de pumas.

“Por las características, creemos que se trata de un puma –dice Camacho–. La expansión agropecuaria ha llevado a que los animales vean cercada su zona y por eso llegan a los alambrados para atrapar a las reses. Otra razón podría ser la cacería, esto genera que los animales de presa que consumen vayan desapareciendo, por lo que atacan al ganado”.

El director de Coporinoquia, José Armando Suárez, se encuentra al frente de las labores de búsqueda del felino que esperan que pueda comenzar en los próximos días.

Mientras tanto, la comunidad continúa hacinada en pequeñas chozas con la esperanza de que un ayuno intermitente sea suficiente para detener al felino que merodea por este corredor biológico. 

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS