domingo, 3 de enero de 2021

En noche de placer un hombre terminó con una botella de cerveza en su recto, la situación casi termina en tragedia



El curioso hecho tiene sorprendida a toda la comunidad en Santa Marta, hombre de nacionalidad extranjera (habla inglés) llegó hasta el Hospital Universitario Julio Mendez Barreneche con una botella de cerveza al interior de su recto.

Según el testimonio del protagonista de la historia, se encontraba con su esposa disfrutando de una noche de placer.

Pareja de esposos resultó herida por balas perdidas cuando daba el feliz año en Barranquilla

Y en medio de la faena, el individuo de alrededor de 50 años de edad le solicitó a su compañera que le introdujera la botella de cerveza en el ano. Para cumplir su deseo sexual.

Ella accedió a hacer realidad los pedidos de su esposo y efectivamente le introdujo el el recipiente de vidrio al hombre.

Luego de hacerlo, el recto del extranjero se inflamó y la botella de vidrio quedó atrapada adentro sin que fuera posible para la pareja extraerla. La situación tuvo complicaciones.

Tras el suceso el hombre y su esposa decidieron asistir al Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche de Santa Marta, durante la madrugada de este sábado 2 de enero.

Sin embargo, al llegar al centro asistencial, el hombre sintió vergüenza y decidió no contar a los médicos su situación y procedió a marcharse del lugar.

Pero tras el intenso dolor que sentía en su recto y la imposibilidad de sentarse, se vio obligado a regresar al hospital cinco horas después.

Decidió contar

Al ser atendido por los médicos en el hospital, ellos le indagaron el por qué de los dolores en dicha zona. Y a diferencia de la ocasión anterior, esta vez decidió contar lo sucedido, pese a la vergüenza que le generaba.

Fue así, que luego de practicarle Rayos X, pudieron revelar la ubicación de la botella de vidrio.

Confirmando que se encontraba localizada entre el recto y el  colon sigmoide.  Por lo que fue necesario la intervención de un cirujano para lograr la extracción de la botella.

Aunque la operación duró menos de media hora, tiempo en que el músculo de la cavidad anal se relajó, fue una cirugía de alto riesgo, ya que los profesionales de la salud temían hacer un vacío con la botella y que se reventara dentro del recto del paciente.

Por fortuna, no fue así y la botella pudo ser extraída con unas pinzas.

Finalmente el hombre fue dado de alto y pudo volver a casa, bajo indicaciones de los médicos, para calmar el dolor en el recto.

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS