viernes, 29 de enero de 2021

El grupo religioso que se quedó esperando el “fin del mundo” en Colombia


Después de varios días de expectativa por la supuesta segunda aparición de Jesucristo en la tierra pregonada por una secta religiosa asentada en una población rural del norte de Colombia, sus cerca de tres mil habitantes se quedaron esperando “el fin del mundo”.


Humildes viviendas dispuestas de manera desordenada en calles sin pavimentar por donde fluyen a cielo abierto aguas negras debido a que no tienen servicio de alcantarillado; Isabel López es una población rural del departamento caribeño del Atlántico, en donde feligreses de la congregación evangélica Berea anunciaron que hoy era el día del “juicio final”.


Además de generar una natural incredulidad en sus habitantes, el supuesto mensaje bíblico de un pastor religioso de la ciudad de Barranquilla para que se congregaran en una precaria edificación del pueblo a esperar la segunda venida de Cristo se convirtió hoy en el tema de conversación, e incluso de burla.


La noticia, que hace dos semanas se regó por todo el pueblo, fue conocida por las autoridades del municipio de Sabanalarga, al que pertenece el caserío Isabel López, que de inmediato se apersonaron en el lugar, incluso con la intervención del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, que se llevó a los siete menores de edad que estaban dentro del templo.

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS