viernes, 22 de enero de 2021

Denuncian a madre e hija por “actos lascivos” al pensar que eran pareja. Solo posaban para una foto



Aunque parezca que el mundo ha avanzado, no es tanto como pensamos y es que las personas aún se dejan llevar por lo que piensan sin preguntar primero. Son precisamente estos prejuicios los que generan problemas en la sociedad, pues rompen con la tranquilidad que todos tienen derecho a vivir.


Un ejemplo de esto fue lo vivido por Marileia y Karina Ramos, madre e hija que fueron acusadas de “pareja de lesbianas” en una playa de Brasil.


Ambas se abrazaron para una fotografía en la arena, al parecer eso no le pareció a alguno de los bañistas y fueron acusadas de actos lascivos. Quien las abordó fue un funcionario del Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad, quien les preguntó si conocían las reglas de la playa.


De inmediato pensaron que tal vez habían nadado en un espacio que no correspondía, o tal vez en su ignorancia habían contaminado.


Pero su rostro cambió cuando les contaron que había recibido quejas sobre actos lascivos entre dos mujeres. Para todos fue un shock, pues el viaje fue realizado por madre e hija con sus respectivos esposos.


Todo había sido porque se abrazaron acostadas en la arena para tomarse una fotografía, simplemente posaban y fueron acusadas de lesbianas.


La verdad es que si lo fuesen eso no tendría que importar, pero para rematar decir que mantenían otro tipo de contacto fue algo abusador. Y es que una vez el oficial se enteró que se trataba de una familia se sintió avergonzado y pidió disculpas.


La madre Marileia sospechó que trató de una acusación hecha a través de la intolerancia pues al retirarse notaron que el parabrisas de su carro alquilado estaba destrozado.


“Llevábamos seis días viajando, ambos con nuestros maridos, y no había ningún problema. Cuando dijimos que éramos madre e hija, vi que se avergonzaba” Karina Ramos.


Les parece increíble que finalizando un año tan difícil como este, a las personas todavía les interese odiar a otros. Aunque ellas no son lesbianas, no ven ningún problema en serlo y les molesta saber que por sus gustos algunas personas podrían estar en peligro.


Al final no se trató de una denuncia sustentada, solo una persona acusó a otras dos por abrazarse en público. Por si fuera poco les rompieron el automóvil y la policía no pudo responder por eso, algo más peligroso que un acto lascivo.


Esperemos que las personas puedan entender que el amor, es amor sin importar de dónde venga.

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS