Un sacerdote adopta al bebé con Síndrome de Down que su madre rechazó tras dar a luz - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

Breaking

LEER NOTICIAS NUEVAS

LAS NOTICIAS MÁS CALIENTES

lunes, 21 de diciembre de 2020

Un sacerdote adopta al bebé con Síndrome de Down que su madre rechazó tras dar a luz



El drama de los bebés no deseados, y abandonados por innumerables razones es un mal que azota a la humanidad entera.


Es realmente triste saber de mujeres, que tras 9 meses de llevar al fruto de sus entrañas, deciden dejarlo a su suerte. Ciertamente, no somos nadie para juzgar por qué la vida las arrinconó a tomar una decisión así, pero la verdad es que el futuro que le espera a esa criatura sin madre es desolador.


Y cuando se trata de bebés con una condición especial, lo que deben afrontar las lleva a pensar en el abandono como una única opción.


Pero por suerte, siempre surgen héroes sin capa, como un sacerdote peruano que se ha vuelto viral en las redes por su gesto con el angelito que llegó a su vida.


El padre Omar Sánchez dirige un albergue para niños, adolescentes y adultos mayores con discapacidades físicas y mentales, en Lima


A través de la Asociación de las Bienaventuranzas, este buen hombre se dedica a acoger a los más vulnerables de la sociedad, especialmente quienes han sufrido malos tratos, o han sido abandonados. Les ofrece la oportunidad de tener una vida llena de amor, y un lugar al que llamar hogar.


Así como lo que sucedió cuando celebraba su cumpleaños 51°; precisamente ese día llegó al albergue un pequeño bebé de dos meses tras ser abandonado por su madre.


Como un regalo enviado del Cielo llegó el pequeño Ismael que tiene Síndrome de Down


Su madre era una joven de 17 años, con problemas de adicción al alcohol y con una esquizofrenia no tratada. Así que el padre Omar no dudó un segundo, no sólo en acogerlo sino en adoptarlo.


“Fue al hospital a dar a luz, tras saber que tenía Síndrome de Down lo dejó abandonado. Nos llamaron para recibirlo. Yo mismo acepté esa responsabilidad (…) Llegó en un día muy especial, en mi cumpleaños, como un detalle muy especial de Dios en mi vida sacerdotal, como fecundidad, como padre espiritual», escribió el sacerdote en Facebook.


“¡Gracias por el regalo que me has hecho Jesús por mi cumpleaños! Tú nunca dejas de sorprenderme Jesús mío. ¡Bienvenido Ismael! Traerte desde Cusco ha sido toda una aventura, la primera de muchas que vamos a vivir juntos. Cromosoma del amor, síndrome de Down. Está es mi Marcha por la Vida. No lo abortes, dámelo a mi», agregó.


La mayoría de bebés que recoge el padre Omar han sido encontrados en basureros, en la calle, o los dejan en la puerta de su albergue. ¡Es realmente desolador!


Cientos de almitas inocentes han logrado tener un hogar, y un padre espiritual gracias a la labor de este sacerdote. Pero el caso del chiquitín Ismael realmente lo tocó de cerca, y fue él personalmente quien quiso adoptarlo para darle todo el amor que merecía.


El 98% de las personas que acoge tienen alguna discapacidad o enfermedad psiquiátrica o física.


Algunos incluso son ciegos, sordos y mudos; otros como Ismael, tienen Síndrome de Down y autismo, a la vez. La mayoría han llegado llenos de traumas, que sólo el amor y el tiempo han sido capaces de curar.


«Cuando ya no podía imaginarme de qué otra forma Dios podía bendecirnos llegó este niño hermoso… ¿Cómo no ser feliz? ¿Cómo no vivir agradecido? ¿Cómo no seguir luchando por los que nadie lucha? ¿Cómo no seguir amando la vida?», escribió más adelante cuando el pequeño ya cumplió 2 años.