viernes, 18 de diciembre de 2020

Sadio Mané aseguró que “prefiere construir escuelas a comprarse Ferraris” y sus fans lo aplauden



Sadio Mané ganó gran reconocimiento en el mundo tras su participación en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, logrando llamar la atención de importantes clubes. Además, gracias a su talento, consiguió llevarse a casa el Balón de Oro africano en 2019.


Actualmente, el futbolista senegalés juega con el Liverpool Football Club y, según algunos medios, recibe hasta quince millones de euros de remuneración. Mané, a diferencia de muchos de sus colegas, invierte gran parte de sus ganancias en construir escuelas para los niños de Sédhiou, su ciudad natal.


No solo eso, el futbolista también ayuda a los que más lo necesitan y cada mes regala 70 dólares a cada familia de su pueblo para aumentar un poco su poder adquisitivo. Aunque falta mucho para lograr contrarrestar la brecha de pobreza que existe allí, al menos este dinero les sirve para cubrir algunas necesidades básicas.


Para Mané siempre estará primero su gente, pues fueron ellos los que primero creyeron en su talento y los que sin tener nada, lo dieron todo para que él pudiera competir fuera de su país y reunieron el dinero que necesitaba.


Durante una entrevista con el periódico Aleteia, Sadio le dio una fuerte lección de vida al mundo y manifestó: “¿Para qué quiero 10 ferraris o 20 relojes con diamantes (…) ¿Qué haría eso por el mundo? Yo pasé hambre, trabajé en el campo, jugué descalzo y no fui al colegio. Hoy puedo ayudar a la gente”.


Esta reflexión fue aplaudida por sus colegas y millones de seguidores, quienes manifestaron con orgullo que la humildad y talento del jugador, lo han llevado a conseguir todo lo que tiene hoy en día.

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS