lunes, 21 de diciembre de 2020

Lilibeth, la joven que vive en dos árboles de mango



Dos árboles de mango en la avenida Ocala le sirven a Lilibeth Johana Antequera Guevara como soporte y techo para colgar su hamaca y armar lo que se puede llamar un cambuche entre las ramas. 


No es nada fácil para ella vivir en estas condiciones, tal vez se ha acostumbrado a la fuerza, pero estas son algunas de las consecuencias de haberse marchado del seno de su hogar.


Eran las 10:30 de la mañana y a penas Lilibeth se despertaba para esperar el almuerzo. Comidas que reparten personas de buen corazón a habitantes de calle los lunes, miércoles y viernes. Lo que quiere decir que los otros días no hay quién les salve la patria y tienen que pedir en las calles para no dejarse morir de hambre.


Lilibeth Johana, de 22 años de edad, se marchó de su casa ubicada en el barrio Puerta Roja donde vivía con su familia. A lo mejor las diferencias la hicieron experimentar otras formas de vida y en medio de todas las dificultades se dejó atrapar de un gran monstruo llamado droga.


Ella contó que aunque ha querido alejarse de este mal que ha transformado su estilo de vida, no ha podido porque le falta voluntad y alguien que le ayude a internarse en un centro de rehabilitación.


Se fue de su casa 

Hace tres años se marchó de su casa y es poco o nada el contacto que tiene con sus padres. Solo vive el día porque ve el sol y escucha el pasar de transeúntes y vehículos.


En la noche se acuesta a dormir en su hamaca que está remendada y cubierta con trapos. También se expone a los peligros nocturnos que rondan este sector.


"Nadie me cuida, yo me cuido sola y nadie me hace nada porque los otros que andan por esta calle son amigos míos y están pendientes de mí", dijo Lilibeth mientras se estiraba en la hamaca.


Lo curioso es que al pie de su dormitorio está su mascota. La llama Ichi y es una perra que la cuida y acompaña todo el tiempo. La comida que consigue Lilibeth la comparte con su compañera fiel.


Es complicado no más de imaginar el estilo de vida que lleva esta joven, que en estos momentos debiera compartir con su familia, estudiar y tener diariamente su plato de comida en la mesa, pero una mala decisión le cambió los planes y el precio que paga es exponerse en las calles al peligro. 

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS