miércoles, 30 de diciembre de 2020

La impresionante hazaña musical de Diomedes Díaz tras 7 años muerto



Genio y figura hasta mucho después de su sepultura es Diomedes Díaz. Tan exitoso como generador de controversias, causante de alegrías y tristezas, es la estampa del humano imperfecto que tiene el don para estar siempre cubierto por el éxito.


Se cumplieron el pasado 22 de diciembre siete años de su fallecimiento. Su nombre está ahora relacionado a un millón de oyentes mensuales en Spotify, supera el millón de seguidores en Deezer. Además, es el artista colombiano con más reproducciones en Youtube a nivel nacional.


El máximo artífice para hacer de la música vallenata una industria ha tenido vigencia desde el tiempo en el cual el vocalista contaba con rol secundario dentro del conjunto, hasta la era de las plataformas. Ha puesto la música de fondo a un país desde 1976.


Con las nostalgias propias de la música vallenata, salió al mercado ‘25 de diciembre’, un EP que cuenta con la emblemática canción, sirviendo como enlace para que en las plataformas se disfrute la vida musical de ‘El Cacique de La Junta’.


En aquellos tiempos sin redes sociales o teléfonos móviles, a Diomedes le bastaron los medios tradicionales y las presentaciones en todas las regiones del país para cruzar fronteras. Panamá, Ecuador, Venezuela, Argentina, México, Costa Rica, España y Estados Unidos fueron algunos de los países a los que comenzó a llegar su música, gracias a que no faltaba en el equipaje de miles de colombianos, quienes lo asimilaron como parte de su identidad.


“Cuando grabábamos cada disco debíamos preparar un operativo y logística con seguridad privada para rodear el estudio con vallas que protegieran de las aglomeraciones. Todo el mundo tenía que dejar celulares afuera del estudio para evitar filtraciones. Usábamos incluso varias camionetas para distraer a la gente”, recordó Guillermo Mazorra, director de Sony Music en Colombia.


Aparte de ser un imán taquillero, en cada lanzamiento requería una logística sin precedentes para un artista musical del país.


En 1993, cuando salió al mercado ‘Título de amor’, el más vendido de sus álbumes, Sony Music tuvo que contratar a dos compañías de transporte para garantizar que los discos llegaran a tiempo a los 32 departamentos de Colombia. En cuestión de horas se acabaron 10.000 gorras y 10.000 camisetas que fueron parte de la promoción.


Hasta hoy, ningún otro cantante colombiano puede decir que generado caos hasta entre los dedicados a piratear música. En el recuerdo de miles están las filas de vendedores informales que se aglomeraban junto a los estudios de Sony Music en Bogotá mientras Diomedes grababa.


“Cuando Náfer (Durán) fue coronado rey vallenato, Codiscos lo invitó a grabar un long play. Emilio se acordó de mí y me llamó para que vocalizara ese disco. Me llevaron a Medellín y al otro día comenzamos a grabar. Me dieron una botellita de aguardiente, y a las nueve de la mañana empezamos. Ese primer trabajo se llamó Herencia vallenata. Me pagaron el pasaje, cuatrocientos pesos, y a las tres de la tarde ya estaba el disco sobre la mesa con carátula y todo”, contó Diomedes en un diálogo con la revista Bocas, haciendo referencia al comienzo profesional de su carrera, en 1976.


Tras sufrir un paro cardiorespiratorio, Diomedes Díaz murió el 22 de diciembre de 2013 en Valledupar. La leyenda nació mucho antes de aquel suceso y es parte de la sonoridad diaria de Colombia. Sus letras y matices de interpretación son parte de pasado, presente y futuro en cada fecha de fiesta nacional.

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS