martes, 22 de diciembre de 2020

Inocente pasó 38 años en la cárcel hasta que mujer que lo acusó reconoció que mintió



Walter Forbes tenía 25 años, un hijo y el sueño de estudiar una carrera cuando fue acusado de un crimen que no cometió.


En 1982, este hombre afroamericano detuvo una pelea en un bar de Michigan, en Estados Unidos . Una de las personas involucradas en la riña, Dennis Hall, buscó a Forbes en un estacionamiento al día siguiente y le disparó, aunque el ataque no fue letal.


Un mes después, Hall murió en un incendio del edificio en el que vivía y que, según las autoridades, fue provocado.


El primer sospechoso fue Forbes y una mujer, que en ese entonces tenía 19 años y dos hijos, declaró bajo juramento que lo había visto a él y a otros dos hombres causar la conflagración.


En prisión, el sentenciado continuó insistiendo en su inocencia, pero fue hasta 2017 cuando empezó a aclararse el caso.


Quien había declarado en su contra, Annice Kennebrew, decidió cambiar su versión y sostuvo que su testimonio fue "una completa fabricación", según informaron medios como The New York Times.


La mujer dijo que dos hombres amenazaron con matarla a ella, a sus hijos y a otros miembros de la familia si no incriminaba a Forbes.


Durante el tiempo que el inocente estuvo preso también se manejó la hipótesis de que David Jones, propietario del edificio, había planeado el incendio para cobrar un seguro.


Años después, fue condenado por un hecho similar en un sector cercano, donde también murió un hombre.


Tras la nueva declaración de la testigo, un juez decidió en noviembre anular la sentencia y Forbes, ahora de 63 años, recuperó su libertad un mes después.


Su primera noche fuera de prisión la pasó en la habitación de un hotel, en Detroit, y ahora se hospeda con una sobrina.

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS