lunes, 14 de diciembre de 2020

Crean una 'piel artificial' que te hace invisible



La invisibilidad ha sido objeto de la literatura de ciencia ficción y fantasía desde tiempos inmemoriales pero, en la realidad, las opciones prácticas para conseguirlo no existían. Lo más cercano que pudimos observar fue una startup canadiense que desarrolló en 2019 un escudo que hacía que cualquier cosa que estuviera detrás de él fuese difícil de ver, pero quedaba lejos de lo que conocemos por la verdadera invisibilidad y, más aún, portátil.


Ahora, un equipo de científicos de la Universidad Nacional de Seúl en Corea del Sur ha desarrollado un tipo de máscara de camuflaje que utiliza mecanismos activadores de calentamiento y enfriamiento para imitar los colores del entorno circundante. Esta piel artificial a modo de wearable está diseñada como si fueran parches, hechos de pantallas pixeladas flexibles que utilizan láminas de cristal líquido termocrómico para responder rápidamente al área que les rodea y ocultar la piel humana en rangos multiespectrales.


Esta piel artificial otorgaría a los soldados el poder de la invisibilidad en el campo de batalla y los haría indetectables para las cámaras termográficas, afirman los autores del estudio que publica la revista Advanced Functional Materials journal.


Los soldados del futuro

Así es, los soldados del futuro próximo podrían mezclarse de manera invisible con su entorno, al igual que lo hacía el monstruo alienígena en la película “Depredador” de 1987. Los nuevos metamateriales representan que los soldados no solo pueden mezclarse con su entorno, sino que también pueden ser invisibles para los sensores de calor, lo que los hace mucho más difíciles de detectar.


La “piel” de camuflaje estaría hecha de parches flexibles que cubrirían a los soldados haciéndolos invisibles tanto de día como de noche gracias a la posibilidad de hacerse funcionalmente invisible en el espectro de luz visible a infrarrojo. Los investigadores afirman que la tecnología está inspirada en las capacidades de camuflaje de animales como el calamar y el pulpo, que son expertos del disfraz. Estos cefalópodos se desvanecen ante nuestros ojos y se convierten, por ejemplo, en corales variopintos o grupos de algas que se mecen con las corrientes marinas.


"En este estudio, se desarrolla una piel imperceptible multiespectral que permite que la piel humana se mezcle activamente con el fondo tanto en el espectro integrado visible IR (radiación infrarroja) solo mediante un simple control de temperatura con un dispositivo bifuncional flexible (con enfriamiento y calentamiento activos)", exponen los expertos.


Las pantallas pixeladas recubren los parches y consisten en una unidad termoeléctrica (TE) que se enfría o calienta aplicando una corriente eléctrica inversa. Los parches flexibles cambian de rojo, verde a azul dependiendo de la temperatura determinada por los píxeles. Así, cada píxel cambia secuencialmente su color / temperatura en función de sus posición relativa.


En una demostración con humanos, observaron que los "píxeles individuales en la piel artificial imperceptible se ajustaban rápidamente al entorno de fondo con tal precisión que parecía como si hubiera un agujero vacío en la mano", comentan en el estudio.


Con un material tan deseado por el personal militar para operaciones encubiertas, los investigadores esperan que este trabajo “contribuya al desarrollo de wearables militares encubiertos blandos de próxima generación”. Aunque el estudio sirve simplemente como una prueba de concepto y necesita ser refinado, supone un gran avance en los materiales termocrómicos. Vamos hacia la invisibilidad total.

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS