jueves, 17 de diciembre de 2020

Cerveza artesanal monteriana será exportada a Estados Unidos




Una cerveza artesanal, fabricada en Montería, se alista para incursionar en el mercado internacional. Miami y Nueva York serán los primeros destinos de exportación, a donde se enviarán cerca de 10 mil litros mensuales.


Ese sueño siempre estuvo en la mente de tres jóvenes emprendedores. Ellos le apostaron a la creación de un producto, con altos estándares de calidad, que pudiera competir en los grandes mercados del mundo.


Andrés Pinzón, Lucy Sherald y Daniel Taboada se unieron para cristalizar un proyecto que nació un día cualquiera en Dubai, ciudad de los Emiratos Árabes Unidos. Allí vivía Daniel, un ingeniero industrial, graduado en la Universidad de los Andes, quien llevaba 10 años trabajando en una empresa petrolera.


El deseo de volver a su tierra, en este caso a la tierra de su esposa, Lina Lora, pues él es de Corozal, Sucre, hizo que empezara a estudiar las tendencias en el mercado mundial y allí estableció que en Colombia el negocio de la cerveza artesanal tenía todas las posibilidades de consolidarse y crecer.


Contrató un consultor en Bélgica para hacer la planeación del negocio, proceso que demoró cerca de un año. Luego se reunió con su amigo de infancia, el bogotano Andrés Pinzón, quien acababa de terminar una Maestría en Marcas de Lujo, en Milán, Italia, y le hicieron la propuesta a Lucy, a quien había conocido también en Dubai.


Así fue como en 2018 nació Marantá, la cerveza artesanal. Primero se vendió en Montería, donde está ubicada la fábrica, y luego fueron conquistando los mercados de Bogotá, Cartagena, Medellín, Barranquilla, Sincelejo, Valledupar, Santa Marta y próximamente Estados Unidos.


Su producto fue conocido en el país del norte luego de participar en World Beer Cup, un concurso de cervezas artesanales en Nashwile, Estados Unidos, donde se ganó todos los honores por la pureza de los ingredientes, pues no utilizan jarabes, ni azúcar añadida.


La apuesta por una cultura premium también los ha llevado a adelantar los trámites legales necesarios para llegar a Martinica, Curacao y Aruba con una cerveza que se fabrica en una bodega, ubicada en la vía que de Montería conduce a Planeta Rica.


Los colores y sabores de los cuatro tipos de cervezas que fabrican, obedecen a nombres de caballos: Palomino personifica la cerveza Cream Ale americana; Azabache, la Sweet Sout irlandesa; Alazán, la Pale Ale escocesa, y Bayo, la Wheat Beer belga.


Daniel Taboada, quien es el director general de Marantá, explicó que el proceso de elaboración de las cervezas demora aproximadamente 21 días y que están haciendo los estudios necesarios para la ampliiación de la planta, de tal forma que puedan llegar primero a los 50 mil y luego a los 100 mil litros y de esa manera llevar el sabor de este producto monteriano a distintos países del mundo.


Habla con pasión del tema, sonríe, muestra con orgullo la planta donde se fermentan también sus sueños y se siente orgulloso de ser el gestor de una iniciativa de talla internacional. Cree firmemente en el cumplimiento de las metas y cada mañana despierta pensando en la forma de seguir creciendo y de mostrar al mundo que en Montería se fabrica la mejor cerveza artesanal.

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS