Header Ads Widget

Ticker

6/recent/ticker-posts

Violó y embarazó cuatro veces a su propia hija: Una prueba de ADN lo delató

Un hombre de 57 años será juzgado por violar y embarazar cuatro veces a su propia hija biológica en Arequito, en la provincia Santa Fe, en Argentina.

Hugo Víctor Aguirre mantenía sometida a su hija desde los nueve años y durante toda su vida abusó de ella.

Para comprobar la culpabilidad del hombre en los delitos que se le acusaron, las autoridades locales le hicieron una prueba de ADN.

Las pruebas
La víctima, identificada como Natalí, de 32 años, colocó la denuncia que llevó a una investigación más detallada del caso durante once meses.

De modo casi concluyente, el Instituto Médico Legal de Rosario confirmó "en un 99,9 por ciento" que los cuatro hijos son del apodado "chacal de Arequito".

Solo faltan los resultados de un "hisopado" para comprobar si el hombre es responsable de la última violación a su hija, ocurrida días antes de colocar la denuncia.

Natalí narró a la Fiscalía de la provincia de Rosario que Aguirre abusaba de ella desde niña, que la primera violación ocurrió a sus nueve años en un pajonal.

Ese día solo pudo defenderse mordiendo el rostro de su agresor, quien la amenazó, le dio dinero y la obligó a que se callara.

Su madre, ajena a lo que sucedía, preguntó ese día por la lesión en el rostro de Aguirre pero éste le respondió que lo había picado un bicho.

En lo sucesivo, los ataques sexuales siguieron ocurriendo hasta que llegó el primer embarazo a los 13 años. La joven fue obligada a mentir sobre el padre del bebé.

Lo mismo pasó con los otros embarazos, todos de padre desconocido para el entorno de la muchacha que hoy tiene 32 años de edad.

La madre también fue maltratada
Las golpizas eran tan frecuentes en la casa, que la madre de Natalí se fue huyendo de la violencia. La víctima quedó semi encerrada en la misma casa con Aguirre y sus 4 hijos, quienes le llamaban "abuelo".

El albañil usó las amenazas para estar a salvo de la justicia, pero a inicios de este año, su víctima lo denunció animada por su hija mayor, que sospechaba lo ocurrido.

Sin embargo, las dos hermanas de Natalí insisten en defenderlo asegurando que los hijos de ambos fueron producto de relaciones de "mutuo acuerdo".

"Mi papá me embarazó cuatro veces pero mi calvario termina acá", dijo la víctima. Aguirre arriesga entre 10 y 35 años de cárcel.

LA COSTEÑA RECOMIENDA