sábado, 28 de noviembre de 2020

“Los senos no me definen como mujer”: Superó el cáncer y aprendió a ser feliz con su nuevo cuerpo

Aquejada por la afección a sus mamas, Christina Belding tuvo que someterse a una mastectomía total para detener el avance de la enfermedad. Los resultados cambiaron su cuerpo, pero ella cree que su esencia no estaba, ni estará, en su físico.

A pesar de que la época de la historia de la humanidad en la que vivimos, puede ser vista objetivamente como un verdadero paraísos, si se juzga desde cualquier época pasada, esto no significa que no tengamos que convivir con algunas atrocidades. Una de las más comunes, pero no por ello menos difícil de conllevar, son las enfermedades mortales, que aun aquejan a personas todos los días del planeta tierra. 

Sin dudas que la más conocida, así como la más temida e implacable, es el cáncer. Enfermedad con tratamientos pero aun sin cura, esta terminología para designar una lista interminable de malos funcionamientos orgánicos, que comienzan a dañar nuestro cuerpo, se ha cobrado la vida de infinitas personas. El avance de la tecnología a aprendido a tratarla como nunca antes, pero aun así, sigue eludiendo los esfuerzos de los especialistas. 

Uno de los tipos de cáncer más comunes, es el de mamas. Las campañas para que las mujeres se revisen con frecuencia esta parte de su cuerpo, subrayan lo importante que es la prevención. De otra manera, se vuelve necesaria una dolorosa intervención quirúrgica.

Christina Belding, de Canadá, se vio expuesta a esta situación. La mujer de 52 años tuvo que aceptar que los cirujanos procedieran a remover completamente sus glándulas mamarias. Esto no fue fácil de aceptar, pero en retrospectiva, Christina le ve el lado positivo: 

“Mis senos tuvieron que ser retirados. Me siento feliz de que haya sido así, porque ya no hay riesgo de nada. Ellos ya tuvieron sus buenos momentos de sobra, así que preferí retirarlos a tener que reinventarme con un par artificial. Aparte que tener senos no tiene por qué definirme como mujer. “

Ocupando su Instagram como una ventana a su vida y su experiencia, Christina ha demostrado cómo su situación de vida cambió, pero que dependió de ella verla como una algo lamentable, o algo de lo que pasar y seguir adelante. Juzgando por las gozosas fotos en la playa junto a una amiga, podemos afirmar que Christina supo dejar el pasado atrás. 

Ahora se dedica a inspirar a otras mujeres que se encuentren en una situación similar, a enfrentar la realidad con una sonrisa en el rostro. El mensaje de ella, es que perder una parte de tu cuerpo como esta puede que altere tu vida, pero no conseguirá cambiar quién realmente eres. 

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS