¡Que descaro! General vinculado a falsos positivos dictó taller de derechos humanos - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

NOTICIAS

Full-Width Version (true/false)

miércoles, 11 de noviembre de 2020

¡Que descaro! General vinculado a falsos positivos dictó taller de derechos humanos



Sabía que lo iban a matar. Su nombre era Daniel Torres y, junto con su hijo Roque Julio, de apenas 16 años, había denunciado dos ejecuciones extrajudiciales de las que fueron testigos en agosto de 2006 en el municipio de Aguazul, Casanare. Y responsabilizó al Ejército de lo que pudiera pasarles.


El testimonio de estos dos campesinos,  se lee en decisiones judiciales, despertó una persecución que terminó en marzo de 2007, cuando el grupo especial Delta 6 asesinó a padre e hijo y los presentó como guerrilleros del Eln “dados de baja” en combate.


El caso de Daniel y Roque hace parte de al menos 66 presuntas ejecuciones que, según un informe de Human Right Watch, fueron ejecutadas por miembros de la Decimosexta Brigada del Ejército mientras el general Henry William Torres Escalante la comandaba.


Pese a que este alto oficial fue capturado en 2016 por su presunta responsabilidad en el asesinato de Daniel Torres y su hijo, EL TIEMPO pudo establecer que el pasado martes 3 de noviembre encabezó un seminario sobre Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario a un grupo de oficiales del Ejército Nacional.


El oficial aparece como uno de los ponentes del Seminario 'Lecciones aprendidas en DD. HH y DIH: La experiencia de la XVI Brigada del Ejército Nacional de Colombia 2006-2007'.


A mediados de 2018, Torres Escalante se sometió a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), pero su participación ha sido cuestionada por las víctimas por su negativa a reconocer responsabilidades en las ejecuciones extrajudiciales.


La charla estuvo dirigida a 470 oficiales del Curso de Altos Estudios Militares (CAEM) y del Curso de Estado Mayor (CEM), y el tema abordado por el general Torres Escalante fueron las lecciones aprendidas por la Decimosexta Brigada entre 2006 y 2007, años en los que, precisamente, se presentaron las ejecuciones extrajudiciales por las cuales fue procesado el militar.


Aunque la familia de Daniel y Roque Julio Torres ha preferido mantenerse al margen de los medios de comunicación, este diario consultó con el colectivo de Madres de Falsos Positivos de Soacha y Bogotá (Mafapo), cuya vocera, Jacqueline Castillo, aseguró que con este hecho el Estado avala que se siga revictimizando a las víctimas.


“Permitir que un militar que está involucrado en el asesinato de tantos civiles, reportados como guerrilleros dados de baja en combate, esté dictando cátedras de derechos humanos, es absurdo”, dijo Castillo.


Y agregó: “Esto es como si pusiéramos a Garavito, cuando salga de pagar sus condenas, como director del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar”.


El seminario tuvo lugar en la Escuela Superior de Guerra, dirigida por el mayor general Helder Fernán Giraldo Bonilla.


El general Giraldo dijo que se trató de una actividad de carácter académico, solicitada por Torres Escalante a través de un derecho de petición, y que hace parte del plan de reparación inmaterial y de no repetición, que fue presentado en diligencia de versión voluntaria ante la Sala de Reconocimiento de Verdad de la JEP, el cual contempla que Torres promueva charlas a oficiales y suboficiales que se encuentran en formación en el Ejército Nacional.


Giraldo afirmó que esas charlas fueron avaladas por la JEP mediante una resolución del 29 de septiembre, y que "el tema de derechos humanos no fue dictado por el señor mayor general de la reserva activa Torres Escalante, sino por los peritos expertos".


Según Giraldo, de lo que habló Torres fue "del contexto operacional que tuvo como comandante, del enemigo que tenía en su jurisdicción, y de los errores que cometió como comandante de la Brigada XVI. Esto, con el objeto de no repetir este tipo de conductas".


Para Fernando Rodríguez Kekhan, abogado de las víctimas en el caso contra Torres Escalante por ‘falsos positivos’, si bien la charla corresponde a su propuesta de reparación, esta no ha sido aceptada por las víctimas.


“Lo que está haciendo es demostrando que tiene un interés de aportar de alguna manera a la reparación, pero eso no está bajo el conocimiento de las víctimas y, además, no sabemos cuál fue el contenido de esos talleres ni qué tanto aportó y reconoció su responsabilidad allí”, dijo el abogado.


Y agregó que “lo que ha dicho el general en sus versiones no es de plena aceptación por parte de las víctimas, entre otras cosas porque no está diciendo toda la verdad, y la poca verdad que está diciendo no se ajusta a lo que conocemos de manera concreta en lo que se ha evidenciado no solo en el proceso, sino también a versiones de otros militares que han dicho lo que sucedió".


EL TIEMPO buscó al general Torres, quien hizo saber que el general Giraldo ya se había pronunciado sobre el tema. Sin embargo, manifestó su molestia por la comparación con Garavito, y señaló que tiene su consciencia tranquila y que está convencido de que la charla sirvió y fue en bien del Ejército para que otros comandantes no cometan los mismos errores.


La insistencia de Torres Escalante en su inocencia

El seminario dictado por el general Henry William Torres es solo uno más de los polémicos episodios que ha protagonizado el oficial en retiro, quien el 9 de julio de 2018 acudió a la JEP. Sin embargo, en su audiencia de sometimiento, no reconoció su responsabilidad en las ejecuciones extrajudiciales, aunque pidió perdón a las víctimas.


A las pocas semanas, el general Torres Escalante cambió su declaración y, en una nueva audiencia, aceptó su responsabilidad, pero señalando que fue por omisión. “Mi actitud, mi exigencia permanente de resultados, pudo sin duda generar que infracciones del derecho internacional se pudieran cometer”, dijo el general.


En entrevista con Noticias Caracol, el oficial aseguró: “No voy a asumir ninguna responsabilidad por unos hechos que no tengo que responder. Los superiores fuimos engañados por subalternos”.


En sentido contrario, el escrito de acusación de la Fiscalía contra el oficial retirado, cuando el proceso estaba en la justicia ordinaria, dice que “la intervención del entonces coronel Torres Escalante en los hechos que llevaron a la muerte de Daniel y Roque Julio Torres fue dolosa, preparada y enmarcada en un plan criminal”.

INCREIBLES