domingo, 29 de noviembre de 2020

Domino’s Pizza contrató a indigente que pedía dinero con sus cajas. Decidieron ayudarlo con trabajo

Tras una larga conversación, el dueño de la tienda de Domino’s Pizza, Rishi Sharma, dijo que el hombre “fue muy humilde, y yo decidí que solo tenía que darle una oportunidad a este tipo”.

A veces hay historias de vida que superan a la ficción. Este es el caso de un hombre que vivía en la calle en Nueva Zelanda, pedía limosnas con una caja de cartón de una reconocida marca de pizzas y terminó trabajando en ese lugar.

Como informa RNZ, el propietario de un restaurante de pizzas, Domino’s Pizzas, ubicado en Lower Hutt, se disponía a llegar a su trabajo una mañana cuando se topó con un hombre en situación de calle que usaba una de las cajas de la cadena de comida rápida para juntar las pocas monedas que le entregaban los transeúntes que pasaban junto a él.

Ahí fue cuando Rishi Sharma, el propietario del local, le dijo al medio RNZ que algo le nació desde dentro y le quiso hablar. “Vi la caja de pizza de mi marca y estacioné mi auto y me acerqué a este tipo increíble, y le dije: ‘Hola amigo, ¿Cómo está?’, y quise ver lo que estaba escrito en la caja del otro lado“, dijo Sharma.

En ese momento, Sharma se dio cuenta que el letrero decía: “Cualquier limosna disponible. Dios lo bendiga“, por lo que comenzó a conversar con él. “Fue muy humilde, y yo decidí que solo tenía que darle una oportunidad a este tipo“.

Sharma le entregó un café, ya que notó que el hombre, Wallace, estaba temblando debido a que no había comido durante horas. Ahí fue cuando tuvo la idea de invitarlo al restaurant. “¿Le puedo hacer una pizza? Tengo una tienda de Domino’s”, le dijo Sharma. Ante eso, Wallace no se negó y ambos emprendieron rumbo a la tienda. 

Una vez allí, Sharma se dio cuenta que Wallace no tenía dónde dormir, por lo que le ofreció un trabajo. “Le dije: “¿le gustaría trabajar para mí? Y él dijo: ‘Sí’”, contó.

Según RNZ, han pasado tres semanas y de a poco Wallace aprende cada vez más sobre el restaurante. “Está muy feliz, ahora tiene una casa en la ciudad de Taita“, cuenta Sharma sobre la nueva realidad de este hombre que comenzó pidiendo limosnas y hoy tiene un trabajo estable.

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS