miércoles, 21 de octubre de 2020

Por tercera vez, juez se niega a casar a pareja de lesbianas en Cartagena


Julieth del Carmen Ramos y Guaskary Alejandra Vásquez, dos mujeres lesbianas, siguen sin poder casarse en Cartagena. El juez Ramiro Elíseo Flórez se negó por tercera vez a tramitar su solicitud de matrimonio, incluso pese a la existencia de un fallo de tutela de una jueza superior que lo obligaba. Blu Radio reveló ahora que, después de conocer la sentencia de tutela, el juez decidió denunciar a la pareja y a su abogado por supuesto fraude procesal, lo que, según él, le genera un impedimento para tramitar la solicitud de matrimonio.


“Si bien es momento para darle cumplimiento al fallo de tutela de la juez 9° Civil del Circuito de Cartagena de octubre 14 de 2020, notificado el 15 de corrientes vía electrónica a las 11:15 de la mañana, también lo es que deplora este despacho judicial no darle cumplimiento por fuerza mayor al haber denunciado penalmente el 16 de octubre de 2020 al abogado y a sus poderdantes”, aseguró el juez. 


El hecho de haber denunciado a las mujeres penalmente, de acuerdo con el juez, genera un “impedimento” de acuerdo a la causal 8 del artículo 141 del Código General de Proceso, que establece como motivo de recusación “haber formulado el juez, denuncia penal o disciplinaria contra una de las partes, su representante o su apoderado”.


Pese a que la Corte Constitucional reconoció el matrimonio entre personas del mismo sexo en Colombia desde 2016, Julieth del Carmen Ramos y Guaskary Alejandra Vásquez no han podido acceder al matrimonio porque, desde un comienzo, el juez Ramiro Elíseo Flórez se negó a tramitarlo alegando que la unión entre dos mujeres iban en contra de la “moral cristina” y que la ley de Dios imperaba sobre el derecho. Un argumento que, según expertos consultados por este diario, son a todas luces inconstitucionales, por lo que el funcionario será objeto de investigaciones para verificar si faltó a su deber como juez.


Nina Chaparro, coordinadora del área de género de Dejusticia, le había asegurado a El Espectador que desde el año 1993 hasta hoy, la Corte Constitucional ha desarrollado una jurisprudencia robusta en donde ha establecido que en Colombia prevalece la separación entre las creencias religiosas y el poder político con el fin de proteger, tanto a las religiones de interferencias indebidas del Estado, como a la política de interferencias indebidas de las religiones.


En este caso, el juez décimo civil de Cartagena, Ramiro Elíseo Flórez, violó este principio delaicidad, neutralidad e igualdad, pues en una actividad pública que es la función judicial, se identificó con una religión en específico y sobrepuso sus creencias personales sobre lo dictado por nuestra Constitución.


Por su parte, la pareja de mujeres anunció que pondrá un incidente de desacato para que se obligue al juez a tramitar la solicitud de matrimonio.

BUSQUEDAS TOP

TOP BUSQUEDAS