Header Ads Widget

Ticker

6/recent/ticker-posts

Un joven dedica su vida al cuidado de su mujer en estado vegetativo: una historia de amor y coraje

Muchas personas sueñan con la fama y la riqueza, pero la verdad es que el regalo más grande de todos es la normalidad. Una vida tranquila, una existencia sin demasiados contratiempos y obstáculos insuperables es un verdadero regalo.

Obviamente hay quienes la han tenido siempre pero no son capaces de apreciarla, o a veces se olvidan de hacerlo. Terminas afligido por problemas que, desde una mirada más profunda, son realmente simples y con solución, sin darse cuenta de la fortuna que poseemos. David Cesar, con 27 años, y su mujer Bruna de Sousa, con 26, tenían esta fortuna, vivían en la normalidad. Una situación que, sin embargo, estaba destinada a cambiar.

Lamentablemente en el 2018 la joven tuvo un paro cardiorespiratorio y desde entonces se encuentra en estado vegetativo. Todo ha sucedido rápidamente. La pareja se encontraba en la casa como tantas noches mirando la televisión. En un momento Bruna se comenzó a sentir mal y empezó a tener convulsiones.

Sus parámentros vitales se precipitaron, ha sido transportada al hospital y reanimada 25 minutos después. Lamentablemente su cerebro se había quedado sin oxígeno por demasiado tiempo y sufrió daños permanentes. Permaneció en el hospital por 1 año y medio y cada día su marido David ha decido dedicar todo su tiempo en cuidar de ella. Está desocupado y sus trabajos ocasionales que encuentra no son suficientes para cubrir todos los gastos.

Gracias a una recaudación de fondos, sin embargo, logró recaudar unos 15.000 euros. Su historia ha dado la vuelta en el mundo y ha emocionado a muchas personas. El objetivo, ahora, es agregar a sus ahorros otros fondos, los necesarios para comprar un medicamento experimental que podría ser útil en casos como el de Bruna.

Esta medicina, y el relativo tratamiento, tienen probabilidades de éxito solo si son suministrados dentro de los 3 años de la primer crisis. Quien puede está intentando de ayudar a David. Al mismo tiempo todos esperan que este extraordinario joven pueda encontrar la fuerza para seguir adelante y luchar por su compañera. Esta historia muestra la verdadera cara del amor, "en la salud como en la enfermedad", inmenso e impenetrable.

LA COSTEÑA RECOMIENDA