No puede impedir un matrimonio gay por creencias religiosas: expertos reprenden a juez de Cartagena - La costeña 107.0 Montería | Tucostena.com

NOTICIAS

Full-Width Version (true/false)

miércoles, 2 de septiembre de 2020

No puede impedir un matrimonio gay por creencias religiosas: expertos reprenden a juez de Cartagena

“Soy una persona que de acuerdo a mi moral cristiana eso va en contra de las leyes de Dios”, sostuvo el juez Ramiro Eliseo Flórez Torres, que está en el ojo del huracán por no permitir que una pareja de mujeres se uniera en matrimonio en Cartagena.

Para Fanny Pachón, consejera departamental para la población LGBTI, lo que hizo el togado va “en contra de la Constitución y aparte al derecho a la igualdad en un país que es laico y social de derecho. Vamos en retroceso”.

Otros miembros de la rama judicial también rechazaron la actitud de Flórez, como Alcides Arrieta, presidente del Colegio Profesional de Abogados, quien precisó que “las creencias religiosas no pueden ser el fundamento de decisiones judiciales”.

Erick José Urueta, presidente de la Veeduría Judicial de Cartagena, agregó que “este tema de la objeción de conciencia no se puede aplicar cuando vamos a impartir justicia”.

Otros juristas señalaron que el togado discriminó a la pareja por reconocer solo su creencia religiosa y no tomar en cuenta la de ellas.

"Al referirse él a ese Dios que les niega a estas mujeres la posibilidad de casarse, está siendo discriminatorio, pues seguramente ellas tendrán la visión de un Dios que sí lo permite expresamente", precisó Henry Mauricio Reyes, abogado constitucionalista.

La conjuez Viviana Cortés consideró que Flórez “vulnera por completo, quiebra el principio de pluralismo y las conquistas sociales que hemos tenido para proteger estas personas que tradicionalmente han sido humilladas y desconocidas en su humanidad por la orientación sexual”.

El abogado penalista y constitucionalista Fabio Humar instó al Consejo Superior de la Judicatura y la Fiscalía General de la Nación a iniciar acciones “porque no dudo que la actitud del juez es abiertamente prevaricadora. Insisto, no se puede permitir que en pleno siglo XXI este tipo de actuaciones sucedan. Los seres humanos tenemos el libre derecho a escoger como desarrollamos nuestras vidas”.

INCREIBLES